Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

La hora de la regasificadora

A la regasificadora que coronó la ampliación de El Musel le ha llegado su momento tras casi una década de parálisis judicial, por una chapuza en la tramitación de proporciones bíblicas; y política, al entender gobiernos pasados que no era necesaria para el sistema energético español por la baja ocupación que tenía el resto de plantas. La autorización ambiental que acaba de conseguir la instalación es el penúltimo paso del tortuoso proceso administrativo que ha sido necesario repetir, pero ni mucho menos implica que los tanques empiecen a menearse de la noche a la mañana. A Enagás le corresponde ahora desplegar todo su potencial comercial para que al fin se pueda pasar de las palabras a los hechos, teniendo en cuenta que en Europa gustan más que nada las renovables. Sobre la anunciada producción de hidrógeno, habrá que cruzar los dedos para que no quede en cantos de sirena.

Compartir el artículo

stats