DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llueven llibros

Coxico llibre, exercitando los sentimientos la vida, cuando delles gotes me pinguen na frente. Miro y remiro onde meteme, onde sotechar la mio coxera enantes que caiga’l bastiazu qu’anuncien les nubes prietes qu’invaden el cielu. Salme una risuca al ver una llibrería, el paraisu l’arte escrito, y empobino p’alló.

Noto l’arume a papel malpenes piso les primeres baldoses del templu la llectura. Avérome al espositor de novedaes y garro ún los llibros. Voi direutu a la contraportada, a lleer lo que dicen los críticos del llibru. “Al finar esta obra, sentí qu’un mundiu enteru acabare d’españar, dexare d’esistir, y cayí nuna tristura al saber que yá nunca enxamás diba chucame colos sos personaxes” Coime, esti críticu siempre acierta nos mios gustos. Poso l’exemplar y garro’l siguiente.

Fuera suena una tronada, la xente cuerre a guardase del agua.

Voi de zona en zona, a la gueta d’esi llibru qu’amerita ser compráu. Paro na zona de novela negra, lleo los nomes de los autores, conózolos a casi toos, deténgome nos que nun me suenen, les reseñes tán bien escoyíes, nun recueyen denguna que diga que son malos llibros.

El bastiazu paró, vese’l sol al travies del escaparate. Yo sigo, nun m’apetez salir una vez dientro.

Dengún de los llibros que vi taben n’asturianu o en gallego-asturiano. Quiciabes tengan una zona especial pa dambes llingües. Percorró la llibrería hasta llegar a la zona de llibros d’ocasión, nada. Si un llector entra a mirar llibros y merca namái los qu’hai espuestos, enxamás nun van poder conocer la lliteratura nes llingües d’Asturies. Una discriminación imperdonable, una antidemocrática obligatoriedá a lleer en castellán. ¿Quién obliga a quién? Años y años de desdexamientu de lo de casa, d’abandonu. Salgo de la llibrería, mercaré n’otra que tengan llibros n’asturianu o gallego-asturiano. Anque depués decida nun los comprar.

Compartir el artículo

stats