Quien más y quien menos se ha quedado pasmado en estos días con las noticias, pero no al ver las imágenes de la invasión de Ceuta por una avalancha perfectamente coordinada desde el otro lado de la frontera, sino cuando escuchó a los políticos intentando difuminar el suceso, que eso sí que fue gordo...

–Pues sí, toy convencíu que lo esencial ye investigar les causes socioeconómiques d´esti sucesu... ¿el qué diz ho?... ¿que si ye una venganza del gobiernu de Marruecos?... ¡home, por Diossss!... ¿de qué diben a querer vengáse, ho?...

–Home, pues se ta diciendo que ye porque cancelaron una gira del Real Madrid por tóo´l país, y cambiáronla por otra del Alcoyanu y un combináu de los del “top manta”, de los que nun cabíen en la lista de “Nos piramos” pa les autonómiques madrileñes...

–¿El qué diz, ho?... ¡¡nun puée ser!!...

–Non, claro que nun puée ser... ye que si i pregunto lo que pensaba preguntá-i nun diba a contestáme y volvería a refugiáse nel rollu esi de les “causes socioeconómiques”... y así, al menos, i pude tomar un fotografía onde sal con un caretu de panoli sorprendíu por la que voy sacar más perres que po´l reportaje...

Lo peor de todo sería que, como resultado de las investigaciones abiertas, en lugar de un móvil político por la hospitalización de un dirigente del Polisario en Logroño, acabe descubriéndose que lo que hay debajo de esta avalancha –que supera numéricamente la producida tras la apertura del camarote de los Hermanos Marx en “Una noche en la ópera”– es un asunto puramente mercantil...

–Vamos a ver: ¿nun ye rarísimo too lo que ta pasando, ho?... Pa mi idea que, per baxo, hay un “reality” encubiertu, patrocináu por alguna de les cadenes priváes de la tele...

–Tampoco me extrañaría, porque tóo lo que se ta viendo en los “realities” ye un rollu: les mismes pruebes, los mismos revolcones baxo l´edredón, les mismes bronques... vamos, que lleer les págines amarilles de la guía telefónica ye muncho más divertío...

–¿Y cuál ye la clave de tóo?...

–Pues tá bien claro: ye como xugar a les prendes, pero en llugar de dexar una a quien fai de “madre” y recuperála después faciendo lo que i toca pola suerte, el trucu ye coyer una prenda en Ceuta y escapar con ella corriendo pa Marruecos...

–...Oyeee... pues igual tas en lo cierto... aunque algunos pásense, porque toy viendo un par de paisanos que tan llevándose una tanqueta camín de Marruecos...

–...Pues anda, que cuando se den cuenta de que la tanqueta nun pasó la ITV y que el seguru ye carísimu, verás que cara se y-os queda... ji, ji ji...

–Ah Silverio... ¿tú yes así de nacimientu o estudiaste pa licenciate de fatu, ho?...

De todas formas, lo más espectacular de todo ha sido lo de los críos, que entraron en Ceuta con el mismo remango de los adolescentes que se mueven por la calle Marqués de San Esteban y se lanzan en tropel al primer bar que abre...

–¡Ah Hassanín!... ¿quiés dexar de facer el indiu y de roba-i la cadena a esi tanque, ho?... ¡¡vas ponéte de grasa que van confundíte con Martin Luther King!!... ¿qué ye, que nun me oyes, rapaz?... ¿a que me quito la babucha y te solmeno una camá que vas acabar teniendo que poner el turbante un mes nel traseru pa poder sentáte?...

–...Ye que nun pueo volver tovía, máaama, porque la señorita Azofaifa, la maestra, díxonos que hoy teníemos que dir a Ceuta durante el recreu, y que si dábamos la vuelta antes de medianoche, que nos calcaba un examen de álgebra que nos díbamos a cagar...

–¿Y el cus-cús qué, ho?... téngotelu preparáu desde mediodía, y ya nun ye que te fríu: ye que nel tu platu tan patinando los pingüinos...

–¿Cómo?... ¿otra vez cus-cús, ho?... ¡ay non, fía, quédome en Ceuta, que toy cogiendo-i gustu al ibéricu!...

–¿Al ibéeeericu!... ¡¡pero si eso ye gochu y ta prohibió!!...

–¡Ay, que atrasá tás, máaamaaa!... esti jamón ibéricu ta “desgocháu”, como el café que venden “descafeináu”, o sea que nun tien problema... ¿que tas faciendo, ho?... ¡¡máaama, nun cruces la frontera que ye muy peligroso!! (¡cóñi, acaba de quitase la babucha de solmenar!)... ¡oiga, guardia!... faiga el favor de protégeme de aquella muyer, que ta empeñá en que ye la mío má... estooo... ¿ónde pueo dir a pedir asilu políticu, ho?... y usté apártese, que esa paisana, cuando se enfurez, nun repara en ná, y ye capaz de morde-i el tricorniu...