Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iván Pérez del Río

Carbón en San Lorenzo, la historia interminable

Sobre el origen del mineral que tizna la playa

La presencia notable de carbón en nuestra playa es parte del paisaje en determinados momentos. Cada vez que sucede, la prensa local se hace eco. Si tiramos de hemeroteca podemos comprobar cómo los “tira y afloja” entre gobierno y oposición sobre este tema, se lleva dando durante lustros.

Desde el hundimiento del “Castillo de Salas” frente a nuestras costas en 1986 se ha atribuido en numerosas ocasiones la presencia de carbón en San Lorenzo a aquel suceso. Ya en 2001, Carlos Zapico, exconcejal de Medio Ambiente y expresidente de la Junta de Obras del Puerto, afirmó que era imposible que el carbón procediera del buque hundido ya que en su etapa en el Puerto “tenía información” de que la empresa Fondomar había retirado todo el fondo de nuestras aguas. Inmediatamente después de esas declaraciones, dijo: “A lo mejor yo me quedé con la idea de que no había nada, pero lo entendí mal...”. Lo cierto es que las 80.000 toneladas vertidas por el “Castillo de Salas” nunca fueron recuperadas del fondo marino.

En la actualidad, 35 años después del accidente del Castillo de Salas, el Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (INCAR) ha hecho publico un informe riguroso, apuntalado con datos científicos y que analiza hasta 200 muestras. Conviene recordar que este informe fue encargado en 2018 por la anterior Corporación, liderada por Foro y cuya alcaldesa era Carmen Moriyón. Este informe deja claro que ese carbón apenas procede del “Castillo de Salas” y apunta a El Musel como probable origen. Se concluye que el 75,3% del mineral que durante años se ha ido mezclando con la arena, es imposible que procediera del barco.

Por arte de magia, a la par de la publicación del informe del INCAR, aparece otro informe procedente de la Autoridad Portuaria de Gijón en el que se asegura que el carbón no procede de El Musel. El PSOE ha estado 35 años “mareando la perdiz”, sin aportar soluciones reales, a pesar de haber coincidido durante muchos años en responsabilidades gubernamentales en las tres administraciones afectadas. Actualmente, el PSOE es responsable del Gobierno de Asturias, de los Puertos del Estado y de la administración local. Todo indica que, de nuevo, todo quedará sepultado en el fondo marino. Entre un informe y otro informe se genera la duda perfecta para seguir sin hacer nada. Quizás hay demasiados intereses en juego...

Compartir el artículo

stats