Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

El termómetro

Los estragos más visibles de la pandemia van quedando poco a poco atrás en Gijón a tenor de los datos que arroja Emtusa, el termómetro más preciso y rápido que tiene la ciudad para medir el impacto económico y social de las restricciones por razón sanitaria. Que los autobuses públicos hayan superado en mayo el millón de viajeros por primera vez desde la llegada del virus no solo quiere decir que la movilidad interna se está disparando en lógica consonancia con el regreso de todo tipo de actividades, sino también que el miedo a los contagios anda bajo mínimos por la vacunación. Todo un estímulo colectivo que no servirá para que se apaguen las alarmas financieras en la empresa municipal, pendiente de un prometido rescate estatal que no acaba de llegar. Y que nadie reclama.

Compartir el artículo

stats