Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

En su sitio

A Arturo Fernández lo pusieron ayer para siempre en el sitio que se merece: el palco de honor del Jovellanos. Porque al margen de gustos particulares siempre respetables y de críticas pretendidamente elevadas que confunden adrede lo mayoritario con lo execrable, ningún gijonés en la historia de la interpretación ha hecho tantos méritos como él para dar nombre a la zona noble del gran teatro local. Tres certezas apoyan esta afirmación: su prolija carrera plagada de éxitos de público tras la cámara y sobre las tablas, su dimensión nacional y su enorme talento para ser profeta en su tierra, con aquellos llenos hasta la bandera en días de Semana Grande como muestra de ese poderío. La ciudad gana cuando honra a los mejores sin prejuicios ni apriorismos.

Compartir el artículo

stats