Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

Planes y hechos

Pinta mal la evolución epidémica en España y económica en Cuba

La quinta ola de coronavirus se desboca en España en contagios y hospitalizaciones. España oficialmente ha superado los 4 millones de contagiados (probablemente sean reales el doble), de muy diversa consideración. ¿Qué va a pasar ahora con el verano y el turismo? La verborrea del gran crecimiento -en realidad, rebote- milagroso, y la recuperación económica impulsada por las millonadas de la Alemania liberal, perversa, se difumina. Una quinta ola que tampoco se ha querido prevenir, aunque al fin van a aprobar los test de antígenos sin receta en farmacias, solicitados desde hace meses por gobiernos autonómicos. La cepa india ahora, como la británica en diciembre, iba a tener poca incidencia según el “experto” (¿o más bien esperpento?) Fernando Simón, un mes después es la mayoritaria y más contagiosa. Veremos pronto qué pasa con el empleo.

Una novedad de este verano son las protestas de nuestros hermanos cubanos contra la dictadura comunista arruinadora, con el PIB y renta per cápita prácticamente estancados desde 1959. La situación en la isla de más mil kilómetros de larga con el pescado racionado, si creemos lo que dicen los críticos por internet, es muy mala en lo económico y en lo sanitario: no tienen dinero para comprar vacunas occidentales, están experimentando una propia llamada Soberana, pero han puesto pocas dosis por falta de jeringuillas. De poco sirve que los izquierdistas en España se inventen que las libertades, educación y sanidad funcionan muy bien en Cuba y Venezuela, lo cierto es que sus divisas valen lo mismo que billetes de lotería no premiados tras el sorteo. Como no hay mal que cien años dure, la pesadilla comunista tendrá que caer a medio plazo.

Buena noticia la inversión de más mil millones de euros por Arcelor-Mittal, en las plantas siderúrgicas de Avilés y Gijón, para reducir en cinco años las emisiones en un 50%. Aunque la gran contaminante mundial es China continental, que produce ella sola el 30% de la contaminación atmosférica mundial; toda la Unión Europea junta no llega al 10%. Si bien más importantes que los anuncios y proyectos son los hechos y los resultados, no vayan después vaivenes económicos o presupuestarios a menguar o retardar las inversiones. Los buenos gobernantes inauguran las obras concluidas, los malos gobernantes inauguran planificaciones. El caso es que este verano de 2021 el tren sigue perdiendo media hora en el viaje de Madrid a Gijón por el fondo de saco en Gijón.

Compartir el artículo

stats