Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armando Nosti

Desleal oposición

La actitud del PP ante algunas cuestiones claves para el Estado

Arias Salgado, ministro de UCD con Suárez y Calvo Sotelo, y posteriormente del PP con Aznar, insulta, ante Pablo Casado, al primer ministro holandés por su actitud hacia España y otros países del sur, ante el reparto de los fondos europeos de recuperación. Casado, a su lado, pone cara de “tierra trágame”, sabe que su actitud fue la misma cuando acudió a Europa a chivarse de lo malo que era Pedro Sánchez, con ánimo, únicamente, de que los fondos no llegaran, por aquello de “cuanto peor, mejor”. Luego, risas del público y Camuñas, otro ministro de UCD que también flanquea a Casado, da gracias a dios porque Rutte va a vigilar a Sánchez y los fondos, y Salgado remata: “Eso iba a decir, que va a vigilar estrechamente la concesión y la obligación de los fondos europeos en España”. Lo de cuanto peor, mejor, sería en versión completa “cuanto peor para España, peor para Sánchez y mejor para el PP”. Patriotismo patriotero, del que le gusta a la derecha.

La cosa no queda ahí, Ignacio Camuñas, sostiene que no hubo golpe de estado en 1936 y que la guerra civil fue culpa de la República: “Si hay un responsable de la Guerra Civil directamente es el Gobierno de la República. Un golpe de Estado no es lo que ocurrió en 1936. Fue un enfrentamiento brutal entre dos sectores de los españoles y que se saldó con los daños propios de una guerra civil. Creo que es mejor olvidar el pasado y no seguir pretendiendo que la derecha es la culpable del 36, y de la Guerra Civil. Eso es mentira”, y Casado recuerda sus palabras de hace unos días: “La Guerra Civil fue un enfrentamiento entre quienes querían la democracia sin ley y quienes querían la ley sin democracia.” Lo de los barcos, la honra, el partido sin gobierno, el gobierno sin partido, ¡yo que se ya…!

¿A qué viene sacar a estas momias a la luz a estas alturas? Viene a que el PP está en una carrera a tumba abierta por los votos de la ultraderecha.

Por cierto, todo esto sucedió en unas jornadas organizadas por el PP bajo el título de “Concordia y constitución”. Menos mal que eran de concordia.

Mientras, los miembros de un poder judicial secuestrado hace más de dos años, siguen dando alas a quienes les eligieron y se oponen a cumplir la ley que obliga a su renovación, dictando sentencias por la mínima, mal argumentadas a simple vista y según otros magistrados que ofrecen más confianza que ellos, que además pondrían en riesgo la salud de cientos de miles de ciudadanos, y Casado, nuevamente amenazando con ir a chivarse a Europa, poniendo en peligro los fondos ya aprobados, si el gobierno, cumpliendo la ley , renueva los órganos judiciales. Como si en Europa necesitaran que Casado les cuente cosas, como si en Europa tomaran en serio a Casado y a la justicia española, como si no le estuvieran haciendo la cama desde su propio partido. A ver si un día quedamos y terminamos la Transición, que necesita unos cuantos remiendos. O hacemos otra, pero de verdad.

Compartir el artículo

stats