Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Tres en uno

Al urbanismo de media ciudad le van a dar la vuelta como a un calcentín, aunque todavía no se sabe para qué lado ni cuándo. Si la semana pasada, la Alcaldesa sorprendía con un ordenamiento de los terrenos del plan de vías que manda al sumidero de la Historia el diseño de Jerónimo Junquera a base de talar edificios y ampliar zonas verdes, ayer se hizo público el desbloqueo de dos cambios anunciados. Uno afectará al plan especial del Muro para sacar al paseo del atolladero en el que lo metió el “cascayu”, a todas luces contrario a la normativa vigente. Y el otro implicará una necesaria reforma de los planes de Cimadevilla y el Cerro de Santa Catalina redactados por Francisco Pol y José Luis Martín, oxidados después de treinta años. Pasar del dicho al hecho será otro cantar. Va para largo.

Compartir el artículo

stats