Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

Gobiernos ineficaces

¿Organizan o solo repiten consignas vacías?

Gijón sin, por enésima vez. La licitación para iniciar las obras de ampliación en el complejo sanitario, que se lanzó con un presupuesto de 44,9 millones de euros para la ejecución de la primera fase, la que buscaba levantar un nuevo edificio junto al hospital, ha sido declarada desierta tras comprobarse que ninguna empresa ha querido afrontar tal reforma. Los constructores ya habían adelantado que el presupuesto previsto, viendo el encarecimiento de los materiales de los últimos tiempos, se quedaba demasiado corto. Lo avisaron de manera clara y reiterada, pero los responsables políticos prefirieron huir hacia adelante, entre consignas tan optimistas como vacías; veremos ahora cuánto tiempo se pierde con la nueva tramitación, para un servicio tan prioritario como es la salud. Es más fácil presumir de proyectos de políticas sociales que presupuestarlas.

Las lluvias en Asturias (en alerta amarilla, no roja) esta semana han tenido también incidencia negativa en el río Piles, que desbordaba a su paso por La Guía ya durante la bajamar, invadiendo la senda peatonal y con un sospechoso color marrón oscuro; se supone que el agua es transparente o azulada. Esto en un contexto de obras alrededor: pozo de tormentas en el parque hermanos Castro, peatonalización de la avenida del Molinón, polémica por la puesta en marcha de la depuradora del Pisón. Sobre “renaturalizar” el riachuelo, acaso lo que hay que hacer es mejorar su canalización. Así en Gijón tenemos la estación intermodal sin estación, la ampliación del hospital de Cabueñes sin ampliación y el río Piles sin sanear. ¿Y España sin gobierno nacional?

La Generalitat de Cataluña se declara insumisa lingüística y se niega a permitir un 25% de clases en español, lengua de la mayoría de los catalanes, desafiando la sentencia del Tribunal Supremo pide a los centros educativos que no la acaten. Manipulando la enseñanza y tergiversando la historia quieren montarse sus feudos nacionalistas y socialistas permanentes. ¿Se puede permitir que una parte del gobierno del estado, se jacte y reitere de violar el estado de derecho democrático vigente? Hace falta además saber si tenemos un gobierno nacional, o solo un grupo de repartidores de cargos entre amiguetes, pactando lo que sea con quien sea, aunque se trate de los chavistas o los separatistas, traducido: los anti economía de mercado y los anti España constitucional.

Compartir el artículo

stats