Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Editorial de Gijón

La Cámara, ante una etapa llena de retos

Recinto ferial Luis Adaro. PABLO SOLARES

La Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Gijón, Carreño y Langreo está a punto de rematar un largo proceso electoral con el nombramiento como presidente de Félix Baragaño, único candidato al cargo y que suma casi once años al frente de una entidad fundamental para la dinamización económica de la ciudad. Un período que ha desembocado en altos niveles de tranquilidad interna, dejando atrás épocas agitadas, y que ha girado en torno a la optimización del recinto ferial “Luis Adaro” como foco de generación de riqueza a nivel local y regional, a pesar del enorme bache que supusieron los dos años de restricciones por la pandemia. El espacio afronta ahora importantes transformaciones, con la modernización de sus instalaciones y, especialmente, la construcción de un vial entre el paseo del Doctor Fleming y la carretera del Piles al Infanzón, en paralelo al parque Hermanos Castro, que será clave para las labores logísticas a las que obligan los numerosos certámenes que acoge a lo largo del año.

Esa arteria, cuyo trazado consensuado entre la Cámara y el Ayuntamiento desveló hace días LA NUEVA ESPAÑA, será una prioridad del nuevo mandato de Baragaño, como el propio presidente indicó en una entrevista publicada hace días en estas páginas. Pero ni mucho menos la única. En el corto plazo, lo principal para la Cámara es la plena recuperación de la Feria de Muestras, el gran evento comercial y de masas del verano asturiano, tras un bienio marcado por el coronavirus, que obligó a su suspensión en 2020 y a una versión limitada en 2021. Para este agosto, todo volverá a ser como antes de la emergencia sanitaria, con novedades como el regreso de Oviedo al certamen con pabellón propio o una organización de los puestos hosteleros que evite aglomeraciones en favor de la comodidad de los clientes.

El ente cameral deberá además en esta nueva etapa consolidar y fortalecer el intenso calendario de actividades que organiza (congresos, conferencias, encuentros profesionales...) e intensificar, en colaboración con sus homólogos de Oviedo y Avilés, su papel como agente captador de inversiones, que recientemente ha posibilitado la construcción de un hospital privado en Nuevo Gijón. Y, por supuesto, tendrá que profundizar en su obligada labor formativa.

Estos y otros retos marcarán el período que ahora se abre en la Cámara, una organización económica de enorme trascendencia para todos por sus propias dimensiones, por contar con un recinto ferial único en Asturias y envidiado en España, y por su tarea de favorecer los intereses del sector privado sin que colisionen con los generales de la ciudad.

Compartir el artículo

stats