Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Monella

epígrafe

Pablo Monella

Carta a la consejera de Cultura

En favor de un reconocimiento a Cholo Juvacho, Víctor “Cimadevilla” y Pipo Prendes

Estimada consejera Berta Piñán: el pasado 22 de noviembre de 2021 le envié una carta personal, certificada con acuse de recibo, donde le rogaba tuviera a bien analizar la trayectoria profesional de tres artistas asturianos. Concretamente, de Cholo Juvacho, Víctor “Cimadevilla” y Pipo Prendes, por si fuera posible, desde la Consejería que usted dirige, tener un reconocimiento a la extraordinaria carrera profesional de estos artistas. Basaba mi petición, en el extraordinario bagaje de los mismos, que los han llevado a pasear el nombre de Asturias, por distintos escenarios, tanto de Asturias, como de toda España y distintos países extranjeros. Y lo habían hecho durante largo tiempo, que le matizaba de la forma siguiente: Cholo Juvacho, lleva 62 años, Víctor “Cimadevilla”, 60 años, y Pipo Prendes, 55 años (súmele el tiempo transcurrido, desde la fecha de mi solicitud, hasta ahora).

Entiendo, y usted creo que estará de acuerdo conmigo, que ha sido importantísimo la propagación de nuestra cultura asturiana, por todos los sitios donde han actuado. No le estoy pidiendo, entiendo, nada fuera de lo normal que estas tres personas se merecen. Simplemente, que se sepa valorar su trayectoria, y que se haga en vida de todos ellos. Somos muy proclives en este país a reconocer los méritos de las personas, sea por lo que sea, una vez han fallecido. Desbaratemos este criterio, y sepamos conceptuar la valía y los merecimientos, cuando los interesados puedan percatarse. Ya termino Consejera, no sabe la de personas de nuestra comunidad que están esperando que se lleve a efecto este reconocimiento, que llenaría de satisfacción a todas ellas. No en vano, los citados, son personas que aúnan en su identidad, independiente de su calidad artística, el aprecio y saber estar, en cada uno de sus actos cotidianos, llevando el nombre de Asturias como distintivo.

Nada más, espero al menos ahora, recibir una simple argumentación suya (sea en el sentido que sea), ya que, hasta la fecha, no he tenido respuesta a lo que le exponía. Le agradezco muy sinceramente su atención, a la vez que le ruego, sepa disculpar las molestias que le haya podido ocasionar. Un afectuoso saludo.

Compartir el artículo

stats