Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Miguel Piñera

Otra historia local

Luis Miguel Piñera

Historiador

La Reverte

Hablamos de una "mujer-torero" de nombre María Salomé Rodríguez, apodada La Reverte. Actuó en El Bibio en tres ocasiones: en el año 1903 (dos veces, el 10 de mayo y el 5 de julio), y el 19 de junio de 1904. Manuel Sánchez Dindurra era entonces el empresario de la plaza de toros. Desde luego toreó también La Reverte en múltiples plazas de España y Portugal. Se descubrió unos años más tarde que en realidad María Salomé era un hombre. Cuando se prohibió el toreo a pie por mujeres, eso fue durante el gobierno de Antonio Maura en el año 1908, La Reverte para poder seguir toreando se vistió de hombre. Así estoqueaba anunciándose como Agustín Rodríguez. De hecho, como Agustín Rodríguez toreó en Oviedo en las fiestas de San Mateo de 1911, tenía entonces 33 años. Había nacido en Almería en 1878.

El periodista gijonés Adolfo García "Adeflor" terminaba de esta manera su crítica sobre La Reverte en su segunda visita a Gijón en julio de 1903: "María Salomé demostró que, si tiene género femenino, número singular, más parece ser del masculino y valor por dos. Esta señora o señorita capea tocando los hocicos a la fiera, y al matar lo hace con tal fuerza y dominio que no necesita de espada. Con sus puños le bastaría". En mayo de 1903 había hecho su presentación en Gijón matando dos becerros dentro de un espectáculo donde hubo también toros embolados. En 1904 volvió "La Reverte" matando tres novillos de tres años, con el mismo éxito popular que en las dos ocasiones anteriores. Agustín Rodríguez Tripiana (María Salomé Rodríguez "La Reverte") terminó trabajando de guarda en una mina de Jaén y en esa tarea lo vemos, con una escopeta al hombro, en la primera plana de la revista madrileña "Ahora" del 15 de agosto de 1934.

Unos días antes del debut de "La Reverte" ya habían toreado en El Bibio otras mujeres, pero de menos fama mediática, entre otras cosas porque no estoqueaban. Eran Angelita, Pepita y Sorianita que estuvieron en Gijón el 3 de mayo de 1903. Toreaban a capa y muleta y ponían banderillas montadas en bicicleta.

Compartir el artículo

stats