Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Descongestión estival

La reorganización de los grandes festivales del verano gijonés que pide la patronal hostelera para evitar solapamientos que resten clientes a barras y terrazas puede parecer a simple vista misión imposible por la abultada oferta y porque los promotores privados se guían, lógicamente, por criterios distintos a los que manejan los gestores públicos, que a la hora de programar tiran con pólvora del rey, aunque deban rendir cuentas de sus acciones. Pero eso no quiere decir que el Ayuntamiento no pinche ni corte porque, entre sus atribuciones, está negociar con iniciativas ajenas para cuadrar calendarios en beneficio de toda la ciudad (sin citar que unas cuantas reciben subvenciones). A bote pronto, la recta final de agosto y el principio de septiembre parecen fechas propicias para una descongestión. El caso está en convencer a quienes se encargan del montaje.

Compartir el artículo

stats