Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Modificar la fórmula

A la Semana Negra, que demostró una enorme resiliencia durante la pandemia convirtiéndose en el único certamen de este tipo que eludió la cancelación a nivel internacional, le toca ahora hacer un ejercicio de reinvención. Nadie duda de que la marca está consolidada, hasta el punto de que ha inspirado propuestas similares en ciudades tan distintas como Barcelona, Buenos Aires o Getafe. Pero también es cierto que el actual modelo da síntomas de agotamiento. Urgen cambios, por ejemplo, en formatos y estética; mejoras en el recinto del Antiguo Astillero; y enriquecer el listado de autores (muchos repiten cada año) con mayor presencia extranjera de primer nivel. Así podrá regatear la muerte por éxito, amenaza que siempre sobrevuela a las fórmulas aparentemente intocables.

Compartir el artículo

stats