Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

El termómetro de los buses

Emtusa ha sido, desde que empezó la pandemia, el termómetro de la actividad económica de Gijón, que como es sabido va estrechamente ligada a los desplazamientos de sus vecinos, igual que en cualquier otra parte del orbe. Tras una brusca e inevitable caída inicial, en tiempos del confinamiento, los autobuses urbanos han ido recuperando poco a poco viajeros, pero sin llegar a registrar ni de lejos sus mejores números. Los datos del primer semestre de este año son esperanzadores, aunque dan a entender que la vuelta a las costumbres está siendo mucho más lenta de lo que cabía esperar. Una sensación similar a la de la hostelería, que no le acaba de pillar el tranquillo a este verano, con permanentes altibajos. A estas alturas, ya no hay duda: en el balance final, la Semana Grande será decisiva.

Compartir el artículo

stats