Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carmen Suárez

Carmen Suárez

Patrona de la Fundación José Barreiro

El valor crítico de la literatura en Carmen Gómez Ojea

Adiós a una autora que era dueña de un estilo deslumbrante y defendía las formas populares

Recuerdo que corría el año 2015 cuando Carmen Gómez Ojea comentó con unas amigas: "Hay una investigadora iraní que se ha puesto en contacto conmigo porque querría hacer una investigación sobre mi obra". Esta estudiosa iraní era Kobra Valadkhani que había descubierto en las obras de Carmen el poder y la determinación de las mujeres de ficción. Así fue como asumió la dirección de la investigación la profesora Socorro Suárez Lafuente de la Universidad de Oviedo.

Kobra leyó su tesis y la Asociación Feminista de Asturias la publicó en 2017: "La novelística de Carmen Gómez Ojea. La construcción de una identidad propia". Apenas había estudios sobre su obra en Asturias. Pilar Cartón se había adentrado en los años 2008 y 2009 en las novelas de formación, aquellas novelas que van configurando desde la adolescencia el ser y sentir en el mundo, el descubrimiento para tomar decisiones y las reflexiones sobre lo que conviene a los y las jóvenes en el comienzo de sus vidas adultas: "Despertar a la vida, (El). Las novelas de formación de Carmen Gómez Ojea", publicada por la Asociación Feminista de Asturias.

La generosidad con las mujeres de Carmen era infinita. Nos obsequió con una novela: "Amada mía" que inauguró nuestra colección Xosefa Jovellanos. Pudimos, también, recopilar sus columnas tan sustanciosas en "Mezclillas" (2016), con prólogo de Pilar Cartón. Fue en la forma de nuestros "Cartafueyos Feministes" y hacía el número 12. Eran sus columnas en la prensa, en "La Voz de Asturias" y en LA NUEVA ESPAÑA entre 2004 y el 2016.

Eran columnas para inquietar, para llamarnos a la reflexión sobre un conjunto de temas siempre de actualidad porque se trataba de reflexionar sobre el presente que nos lleva al pasado, y nos pronostica el futuro. Lo cotidiano, los sucesos cotidianos siempre estaban en la mente de Carmen que los ilustraba, en su poderosa formación, con la historia, pero también con la cocina, las buenas comidas y las tertulias agradables. "Mezclillas" está organizado en cinco partes. La primera y la cuarta corresponde al valor de la palabra, siempre el mejor don de las personas: “Las palabras nunca son neutrales e indiferentes y algunas pueden ser más dañinas y dolorosas que un codazo de King Kong en las narices”. Todo el mundo fabula y cuenta, ese don puede ser utilizado por todas las personas, de ahí el valor de la literatura que está cercana a nosotras, forma parte de nuestras vidas.

El segundo apartado está dedicado a un grupo de amigas que se conocen desde niñas: "Las Inocencias". Se reúnen para hablar y hablar, a veces enconadamente, porque no están de acuerdo en todo porque, como dice su himno: "Somos Las Inocencias, singular hermandad. Somos muy diferentes. Pero ninguna, es más, ni tampoco menos, sino todas igual. Combatimos el machismo y por la libertad".

El machismo, en tercer lugar, fue objeto de otra de las partes de "Mezclillas" ("bestial", "tan viejo como la pobreza"). No puede dejar indiferente a la sociedad la minusvaloración, las agresiones y la muerte de las mujeres. Carmen siempre tenía presente la necesidad de erradicar la violencia hacia las mujeres.

También estaban presente, una quinta parte, una sección sobre la política, el quehacer "de" y "en" la política, los personajes históricos o actuales que le sirven a Carmen para desvelarnos formas de vida que nos permiten encontrar referentes, para apoyar la esperanza combativa en formas de vida alternativa. Queremos recordar este último legado que nos dejó Carmen en 2016 y que junto "Amada mía" de 2017 y la obra de Kobra Valadkhani, señalan dos años de mucha presencia en nuestra Asociación, con sello asturiano y también iraní. Siempre "escribir para inquietar".

Nosotras la recordaremos siempre por todo lo que nos dio, por todo lo que nos dejó y porque su herencia ha quedado reflejada en nuestros archivos de memoria. Está con nosotras.

Compartir el artículo

stats