Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Partido e institución

El proceso abierto por un grupo de militantes próximos a la dirección local del PSOE para promover unas primarias que aparten a Ana González de la candidatura en las próximas elecciones municipales se ajusta escrupulosamente a los estatutos del partido, pero una cosa son las normas, y otra muy distinta, sus consecuencias. A nivel interno, este movimiento es una potente erupción del volcán sobre el que viven sentados los socialistas de la ciudad desde hace cinco años, que ninguna de las facciones ha sabido (o ha querido) calmar. Y, de rebote, un brusco choque de La Argandona con la FSA. Pero la lava ha llegado también puertas afuera de la sede, con la fractura del gobierno local, porque siete concejales se han posicionado del lado de la Alcaldesa (también sigue fiel el único de IU), y tres, no. Una división que podría afectar institucionalmente al Ayuntamiento (es decir, a todos los gijoneses) al quedar sin rumbo conocido durante meses. Ese sería el peor escenario posible. Y es muy probable.

Compartir el artículo

stats