Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Del cielo

Ya se puede decir que lo mejor de este verano en Gijón ha venido del cielo. La exhibición de drones, la principal novedad en una programación que cualquiera con cierta edad se sabe de carrerilla, sorprendió a propios y extraños a mediados de julio, ganándose el derecho a repetir en años venideros. Fue el colofón a una semana mirando para arriba donde también arrasó el Festival Aéreo, ya un clásico, que no para de crecer por su capacidad para atraer público y que, en esta ocasión, amplió oferta con los aviones pirotécnicos que hicieron las delicias del personal en la víspera. Y ahora, la Noche de los Fuegos, con presupuesto ampliado tras dos cancelaciones, ha cautivado a las mayorías por su originalidad. Cuando tantos testigos coinciden en que el espectáculo fue lo nunca visto, poco más queda por decir.

Compartir el artículo

stats