Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primarias frente al inmovilismo de Ana González

La fragilidad del liderazgo en un momento de máxima incertidumbre económica

La Agrupación Municipal Socialista de Gijón se encuentra inmersa en un proceso crucial para su devenir más próximo. La disputa no es otra que si se celebran unas primarias en las que elegir a la persona candidata a la Alcaldía de la ciudad o si por el contrario la actual regidora, Ana González, insiste en su empeño de repetir como cabeza electoral pese al amplio rechazo de buena parte de sus compañeras y compañeros de partido.

Los militantes socialistas que respaldamos la iniciativa de convocar unas elecciones primarias lo hacemos convencidos de que la participación y la democracia interna son más necesarias que nunca. El Partido Socialista es buen conocedor de lo que ha costado tener unos procesos internos democráticos que nos convierten en vanguardia y que sirven como canal de transmisión de las sensibilidades sociales de nuestro entorno. Por esto, no podemos renunciar a debatir y elegir.

El fortalecimiento del PSOE gijonés y la futura candidatura al Consistorio, llamada a lograr un nuevo triunfo electoral, necesitan contar con el mayor apoyo posible que la legitime. Así, entre la voluntad individual o la colectiva, como socialista opto por esta última, porque las primarias encarnan la democracia orgánica y el futuro del partido en Gijón. Una democracia que muchos enarbolan pero que llegados a los momentos determinantes intentan evitar.

En este contexto, y ante el clamor de la ciudadanía, para que demos un nuevo impulso al proyecto socialista y las personas que lo encarnan, tenemos que apostar fuertemente por escuchar lo que las bases del partido tienen que decir al respecto. El futuro inmediato y la democracia interna de nuestro partido no pueden quedar secuestradas por quien se niega a reflexionar y ver lo evidente, que no es otra cosa que un amplio desafecto por su figura. Tras cuatro años de Gobierno municipal, toca dar respuestas a lo que los vecinos de Gijón esperan de una organización como la nuestra.

No es necesario recordar que si la figura política de Ana González contase con un amplio apoyo, esta misma apostaría por legitimarse en estas primarias por las que ahora mismo estamos luchando. Este hecho evidencia la fragilidad de su liderazgo. En un momento de máxima incertidumbre económica, el PSOE de Gijón está obligado a mostrarse como el referente que es en la ciudad. Necesitamos superar esta situación para volver a contar con diálogo, humildad y cercanía.

Entre aferrarse a los "sillones" para ganar tiempo y la participación de las bases socialistas, yo opto por esta última. Es el momento de la militancia. Toca apostar por los mecanismos recogidos en nuestros estatutos de los que siempre nos hemos sentido orgullosos. Para ello, la ola de firmas de la que somos partícipes mostrará a la ciudad que esta es una organización viva, participativa y dispuesta a pelear por lo que considera justo. Seremos 592 los militantes que haremos que juntos podamos celebrar las primarias que nos lleven a ser más fuertes, más sólidos y más cercanos a una ciudad que nos espera para que colectivamente la sigamos transformando.

Compartir el artículo

stats