Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Miguel Piñera

Otra historia local

Luis Miguel Piñera

Historiador

Fleta en Cimavilla

Miguel Fleta cantó por primera vez en Gijón en agosto de 1925, cuando tenía 28 años. Estuvo tres días en el teatro Dindurra y una de las noches Fleta cantó unas jotas desde un balcón del hotel Malet donde se hospedaba, en Corrida esquina con Munuza. El tenor aragonés volvió a Gijón el 21 de marzo de 1932 y ya era popularísimo tras muchos éxitos en España y América, tras grabar varios discos de ópera y zarzuela y de protagonizar varias películas.

En esa visita a Gijón en marzo de 1932 no se limitó a cantar en el Dindurra, sino que después de su actuación en el teatro se desplazó ("en coche, sin cambiarse de vestuario", dice la prensa) a Cimavilla para cantar en el local de Cultura e Higiene. Esta popular sociedad –en ese tiempo con más de una docena de locales abiertos en varios barrios y la segunda más activa en Gijón tras el Ateneo Obrero– tenía su sede playa en la Casa de Nava. La sala naturalmente se llenó, pero una previsora Cultura e Higiene había instalado megafonía en el exterior, y así la voz de Miguel Fleta sonó en todo el barrio.

En agosto del año 1933 regresó Fleta. Cantó "La Dolorosa" de José Serrano en la plaza de toros de El Bibio y le acompañó en el escenario la soprano valenciana Matilde Revenga. Los diarios locales hablaron de "lleno total en El Bibio habida cuenta de que se habilitó parte del ruedo para numerosas localidades".

El 19 de enero de 1935 volvió Fleta. Para cantar ese día "Doña Francisquita" de Amadeo Vives en el teatro Dindurra, y el día siguiente "Luisa Fernanda" con gran éxito otra vez. Aprovechó esa visita para comer una caldereta en Casa Zabala, y de esa manera visitar de nuevo el barrio de Cimavilla. Fue su última actuación en la ciudad. Al iniciase la guerra civil el tenor se afilió a Falange Española y grabó una versión de "Cara al sol", aunque años antes había grabado un disco con el "Himno de Riego". Miguel Fleta murió en mayo de 1938 en La Coruña, en plena guerra civil, a los 50 años. A causa de una enfermedad renal.

Compartir el artículo

stats