Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Espectáculo cotidiano

Ni siquiera la costumbre, el mayor antídoto contra la admiración, consigue que la bravura del mar pase inadvertida para el paseante que contempla la bahía de San Lorenzo en una mañana de otoño. Las olas, quizás por su naturaleza extremadamente efímera o por su capacidad para recordar la insignificancia del ser humano, provocan un efecto evasor que tonifica el espíritu, llevándose por unos segundos las preocupaciones cotidianas que atenazan el ánimo, a menudo sin motivo. El impacto del Cantábrico contra el Muro es la colisión entre dos elementos, agua y tierra, obligados a entenderse en una relación tormentosa de milenios. Un fabuloso espectáculo de luz y sonido totalmente gratis a la vuelta de la esquina. Se equivocaba Juan León Mera: la fortuna no siempre es avara.

Compartir el artículo

stats