Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mar Norlander

Crítica / Música

Mar Norlander

Buenas sensaciones con Motis

El Jovellanos disfruta con la artista catalana, sensación del jazz y una de las promesas más internacionales que tenemos en el país

Con solo veintisiete años Andrea Motis es la sensación del jazz y una de las promesas más internacionales que tenemos en el país. Diez álbumes propios, muchas colaboraciones con proyectos de otros artistas y hasta un documental centrado en su figura, avalan su trayectoria iniciada en plena adolescencia. Con su último álbum da un paso más y experimenta con una amalgama de sonoridades y ritmos eclécticos que unifica bajo el título "Loopholes".

Lo pudimos comprobar en el Jovellanos, ganándose al numeroso público desde el primer tema con su afinada voz, sus trabajadas melodías con la trompeta y las curiosas composiciones en las que mostró mucha creatividad y técnicas diferentes: voces procesadas, fraseos contrapuntísticos entre trompeta y violín utilizando dobles cuerdas, etc. Arropada por un pedazo de banda de nivel las improvisaciones fluían, destacando temas como "Overture", "Deixa’t anar" o la propia "Loopholes".

En mi opinión sobra la enésima versión de "Summertime" (igual de manid que "Oh Happy Day" en los festivales de góspel) y la cumbia "El Pescador". Esta última resultó un pastiche con la que consiguió la complicidad de los presentes, pero sin ninguna gracia para mi gusto ¿Qué pinta una cumbia en medio de temazos como "Calima", "I had to write a song for you" o la fantástica versión del reggae de Bob Marley "Is This Love"? Parecía un corte publicitario en medio de una gran película.

Por lo demás, un concierto que deja buenas sensaciones y mucho feedback entre escenario y butaca. Para repetir.

Compartir el artículo

stats