Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mar Norlander

Crítica / Música

Mar Norlander

Buenas ideas asturianas

La compositora Mapi Quintana volcó su capacidad creativa en el repertorio ofrecido en la Laboral

Me va a faltar espacio para resaltar las buenas ideas y la cantidad de matices que imprimió Mapi Quintana a su espectáculo "Música pa tornar páxaros", estrenado por primera vez en Asturias este sábado frente a un numeroso público. La cantante y compositora asturiana volcó su capacidad creativa en un repertorio que fue compuesto especialmente por encargo del Principado para el concierto inaugural del Festival Intercéltico de Lorient, en el que Asturias fue la invitada de honor. Mapi Quintana se rodeó de grandes músicos para recrear canciones en las que fusiona jazz, impresionismo y canción asturiana, en una amalgama de sonoridades que encajan perfectamente y sitúan a la compositora en la élite asturiana.

El piano de César Latorre, magnífico como siempre, daba paso a una armonización a tres voces compleja y bien afinada por la protagonista junto con Sonia Cartón y María Sanmiguel en "Vivir en la Montaña". El repertorio avanzaba con destacados temas como "Saile", en honor de su compañero fallecido Elías García, con una magnífica intervención de trompeta con sordina de Thomas Welvaadt y la percusión de Juanjo Díaz.

Un ejemplo de creatividad fue "Ornitólogo de guardia", basada en la transcripción del canto de algunos pájaros como habían hecho grandes compositores, como el finlandés Rautavaara y especialmente Oliver Messiaen. Una muestra de que el nivel cultural y musical de Mapi Quintana está muy arriba.

En definitiva, con este concierto se confirma que en Asturias tenemos grandes músicos que hay que cuidar para que no tengan que emigrar y encargos como este son muy necesarios.

Compartir el artículo

stats