Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Unas líneas por Camín

El tiempo es a la vez ungüento para las heridas y losa para el recuerdo de glorias y hazañas, un juez a menudo cruel que no ha tratado del todo bien a Alfonso Camín. Cuatro décadas se cumplen hoy de la muerte de un autor fundamental para la poesía asturiana (y mucho más allá) del siglo XX, que se desliza progresivamente hacia el olvido desde hace unos años tras pasados esfuerzos municipales para recuperar y dignificar su obra y figura. Gracias a eso y a un par de perseverantes estudiosos, los gijoneses de hoy pueden acceder con relativa facilidad al legado de un hombre que supo contar con delicada crudeza sus vivencias, muchas de ellas extremas, a ambos lados del Atlántico. Reivindicar su figura es un acto de amor a la literatura y también a la ciudad que le vio nacer.

Compartir el artículo

stats