Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Mercaplana no envejece

Mercaplana es un retorno nítido a la infancia porque apenas ha cambiado con el tiempo, prueba incuestionable de su éxito popular. La oferta del certamen, al margen de las novedades puntuales de cada año, ha sobrevivido al paso de las generaciones con una fuerza que sorprende teniendo en cuenta que en poco se parecen las preferencias de un chaval de los años ochenta, cuando el fútbol en la calle o las canicas se imponían como formas de entretenimiento, a las de uno de ahora, en pleno imperio de las videoconsolas y los móviles. Esa fidelidad a sus orígenes ha permitido al certamen cumplir medio siglo como un clásico incuestionable. Y es una demostración de que, por más que las nuevas tecnologías se vendan como la panacea del ocio, la diversión es posible lejos de una pantalla.

Compartir el artículo

stats