Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paco G. Redondo

Qué años nuevos

El continuismo lleva la economía y la población de Asturias al fracaso

Asturias perderá hasta 2030 el triple de población en edad laboral que la media de la UE, y la franja entre los 20 y los 64 años se reducirá en 77.000 personas en esta década, en una región que pasará de 1.150.000 a 950.000 habitantes, mientras Murcia pasa de 1.100.000 a 1.500.000 habitantes: ¿Es solo por el clima mediterráneo? Las naciones que mejor resisten, Francia, Irlanda y Suecia, son poco mediterráneas, pero resulta la casualidad que tienen políticas más natalistas: ¿o es causalidad? La España más rezagada es la del oeste, de Lugo y Asturias a Extremadura, y la interior montañosa y rural, como Soria y Teruel. Parece los discursos y prácticas de subir impuestos, favorecer a las regiones más ricas (como Cataluña y País Vasco), y cacarear sobre área metropolitana y cambio climático (provocado por los ciclos solares) no da frutos.

Este desastre demográfico va a tener consecuencias muy negativas en varios sectores importantes. En la enseñanza, en los institutos con 8 docentes por asignatura (¿con qué perífrasis se le llamará en la próxima reforma de la reforma educativa, para rebajar contenidos?), con la mitad de alumnado sobrarán al menos 3 profesores en cada departamento. Si nos vamos a las edades altas, cada vez con más ancianos y menos población en edad laboral activa (serán entre 18 y 67 años): ¿con qué dinero se pagarán las pensiones muy crecientes con la creación de riqueza rezagada? Ahora el gobierno izquierdista está en una cruzada para boicotear los planes de pensiones personales complementarios, pues ya sabemos que todo estatalizado es progre y viva la URSS.

De seguir la misma tendencia de estas décadas los resultados muy probablemente serán parecidos y agravados, ¿entonces habrá que plantearse la inercia y relatos optimistas, o los cambios y los revulsivos necesarios? A los clanes en el poder les interesa el continuismo, pero a los adultos el empleo y a los jubilados la pensión. La llegada del AVE, autopista del mar o vuelos a Frankfurt son oportunidades, pero canalizando los movimientos de personas, mercancías y servicios. Un Calatrava que funcione, entorno Molinón ampliado o Niemeyer pujante pueden ser espacios necesarios, pero no suficientes para resurgir. ¿De qué sirve desear feliz y próspero año nuevo, si cada año se agudiza la menor prosperidad y la despoblación de Asturias?

Compartir el artículo

stats