Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FIDEL GARCIA

Los Campinos sin belén

Desde hace decenios, en el corazón ecológico-medioambiental de Gijón, Los Campinos de Begoña, el belén era un elemento navideño connatural e insustituible que atraía la curiosidad piadosa de mayores y las delicias ingenuas de los más pequeños, que lo contemplaban con sus inocentes imaginaciones. La nueva corporación no estaba por la labor y en su lugar ha inundado las aguas con cisnes blancos con pico de oro, que simulan moverse majestuoso por las aguas estancadas. Begoña se ha inundado materialmente de luces de todas las formas, incluidas las que simulan una máquina de tren de vapor del pasado, que no del AVE del futuro, o un meteorito caído del cielo en forma de estrella Se ha querido iluminar un simulacro de fiestas laicas, con el teatro Jovellanos como su templo de referencia. Este año por motivos electorales la orgía luminosa del solsticio de invierno, no el de verano como en Vigo, es la manifestación clara del proyecto de laicidad negativa que se preparaba para el futuro de Gijón en 2023, año electoral que cuestiona todas las promesas incluso las laicistas. Las felices fiestas de invierno de los políticos están perturbadas por las próximas elecciones, con el peligro que esto supone para el no cumplimiento de los promesas populistas-demagógicas.

Compartir el artículo

stats