Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toli Morilla

Solo de trompeta

Toli Morilla

Culo Power (sobre la invasión del perreo)

Una moda en auge

Dice Anitta que, cuando perrea, se siente como una diosa. Yo, después de leer esto me imaginé a Bertín Osborne diciendo que cuando menea el paquete se siente como dios, lo cual dista mucho de lo visto y que quieren que les diga, prefiero a Anitta. Ayuso, visiblemente ruborizada, aunque bien podría ser la pose que utiliza habitualmente sin ruborizarse un pelo, debió de pensar que por fin había llegado algo de frescura a su, aún, breve vida política, cuando alguien tuvo el valor de romper con el protocolo popular en el país de las siete estrellas.

Pero más allá de Anitta y Ayuso, lo que me interesa es el exceso de culo reguetonero que puebla las pantallas de todos los dispositivos habidos y por haber. "Ya, pero es que eso no se sexualiza", dice una chica joven y muy maja, "es solo una forma de bailar, un lenguaje que no busca ningún estímulo sexual".

Dicen las mujeres que realizan la danza del vientre que es como una terapia liberadora de la sexualidad pero sin sexualidad. Supongo que ocurre lo mismo con el perreo y ellas también se quedan muy a gusto. Supongo también, y no solo es una suposición, que parte del público masculino o lesbiano, no lo verá de la misma forma y que más de uno y una comenzará a pensar en lo que no se debe de pensar como si fuese un pensamiento impuro en la doctrina católica. Es decir que, ante la bomba sexual que representa el culo de Anitta, sería un pensamiento impuro sexualizar ese momento. Es posible que a los de mi generación, educados en el erotismo y la sensualidad, les cueste disociar el "perreo" del juego sexual, porque cuando una mujer perreaba se sabía que ese día sí era sí. Durante los años setenta, pata de elefante y paquete marcaban a los tíos guais, una ostentación que ahora sería tildada de ofensiva y machista. Y les puedo asegurar que así lo era. Llegados a este punto uno se pregunta si será que cada cosa tiene su tiempo y los bisnietos de Bertín Osborne se sentirían como dioses meneando el paquete en la gala de los 40 Principales 2055.

Aunque por el momento lo de menear el paquete solo ocurra en privado y en despedidas de soltera, con tanto culo por metro cuadrado, Eros y Sensualité yéndose a tomar por el idem y el porno a la distancia de clic, no es de extrañar que el "búlgaro" de Anitta solo sea un idioma. Gracias, Eugenio.

Compartir el artículo

stats