Taza y media

La patata caliente de Emtusa

Eloy Méndez

Eloy Méndez

De la larga lista de problemas que tendrá sobre la mesa el próximo gobierno local, uno de los más acuciantes (quizás el más) será la delicada coyuntura de Emtusa, golpeada por la crisis económica del covid, desgastada por una gestión del personal que no da más de sí y afectada por la pérdida de ayudas europeas previstas para la renovación de la flota, con vehículos al límite porque suman cientos de miles de kilómetros. Esta retahíla de desdichas obligará a un plan integral para muchos años que supere la política de parches aplicada hasta ahora en un momento de creciente importancia del transporte público, tal y como recoge el Plan de Movilidad recién aprobado y dictan las prioridades europeas y nacionales. En plena consagración del autobús urbano, Gijón corre el riesgo de un severo pinchazo.

Suscríbete para seguir leyendo