Opinión

El otro San Miguel

La historia de Santos Fernández, el hermano menos conocido de Evaristo, con quien compartió la carrera de las armas, la literatura y su ideología  liberal

El gijonés Santos Fernández San Miguel y Valledor no tiene la popularidad de su hermano, el famoso general don Evaristo. El 11 de febrero de 1860, camino de los 77 años, Evaristo recibió la noticia de la muerte de su hermano, dos años menor. Evaristo y Santos habían tenido una relación muy estrecha. Ambos compartieron la carrera de las armas y hasta teniente general llegó Santos. El amor por la literatura también era común, y su ideología liberal.

1

Evaristo Fernández San Miguel y Valledor (Gijón, 1785-Madrid, 1862)

En el año 1867 el Ayuntamiento de Gijón aprobó el plano para llevar a cabo el Ensanche del Arenal que afectaba a los terrenos anexos a la playa de San Lorenzo. El Plan de Ensanche tenía como parte fundamental una plaza elíptica (la plazuela de San Miguel) de donde salían varias calles, alguna de ellas hacia el entonces "inculto arenal" donde se formaron manzanas en forma de cuadrícula.

Desde el 22 de mayo de 1869 la plazuela recuerda a Evaristo Fernández San Miguel y Valledor el militar liberal autor del "Himno de Riego". Primero llevó el nombre de plaza de Don Evaristo, luego en 1872 plaza del general Don Evaristo San Miguel, y desde 1939 se llama plaza de San Miguel aunque en la actualidad vemos placas callejeras que dicen Plaza de San Miguel y otras que dicen Plaza de Evaristo San Miguel. Nunca figuró el apellido Fernández.

Como se ve oficialmente nunca se llamó La Plazuela, pero los gijoneses y gijonesas así la bautizaron desde hace muchos años. Curiosamente en diminutivo porque plazuela es "una plaza pequeña", aunque en este caso no lo sea en absoluto.

El domingo 17 de diciembre de 1922, cuando ya llevaba más de medio siglo recordando al militar liberal, se inauguró el busto de Evaristo Fernández San Miguel que vemos en la plazuela, "monumento a un gijonés, general demócrata", leemos en "El Noroeste" de ese día; "gran militar y glorioso gijonés", publicó "La Prensa", y "gloria nacional, gloria asturiana, gloria gijonesa" reflejó "El Comercio".

2

Santos Fernández San Miguel y Valledor (Gijón, 1787-Madrid, 1860)

Del matrimonio (1768) formado por José Benito Fernández San Miguel Bances (nacido en Aces, Candamo) y la gijonesa Rita Valledor Navia, con domicilio familiar en la calle Sal si Puedes, hoy Veintisiete de Diciembre, al lado de la Plaza Mayor, nacieron nueve hijos, los relacionamos. Juan Nepomuceno (el primogénito en el año 1770, diputado y senador, en 1808 fue dirigente de la Junta General del Principado ante la invasión francesa), Julián Valerio (que fue de los primeros alumnos y luego profesor de cálculo en el Instituto Asturiano que fundara Jovellanos y desde 1798 ayudante del ilustrado), Casimiro Pantaleón, Eulogio María, Julio Felipe, Segundo Sandalio, Ventura (la única mujer), Evaristo (26 de octubre de 1785) y en el año 1787 nació el más pequeño: Santos Fernández San Miguel y Valledor. En Santos nos detenemos.

El 1 de noviembre de 1787 nació en Gijón, estudió en el Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía fundado por Jovellanos. A los 17 años, el 17 de abril de 1805, "tomó los cordones de cadete" en el Batallón de Infantería 1.º Ligero Voluntarios de Aragón, con guarnición en Madrid. En Madrid se encontraba el 2 de mayo de 1808, inicio de la guerra de independencia española. Se incorporó al regimiento Covadonga y combatió en la batalla de Medina de Rioseco (Valladolid) en julio de 1808, tras la que alcanzó el grado de capitán. Luchó contra los franceses en Colindres, Llanes, San Vicente de la Barquera, en 1809 fue herido en Pajares, combatió en Extremadura y Aracena (Huelva), en 1811 volvió a Asturias para combatir en Infiesto...

En 1812 estuvo en Astorga contribuyendo a que la localidad leonesa derrotase a los franceses alcanzando el grado teniente coronel comandante. Mando el regimiento Asturias n.º 2, marchó al País Vasco y en la batalla de Toulouse (10 de abril de 1914, última batalla de la guerra) resultó otra vez herido.

En mayo de 1835 Santos obtuvo el grado de brigadier, y el año siguiente el de mariscal de campo. En 1840 estuvo al frente de la Junta Revolucionaria de Valladolid y ese mismo año fue nombrado capitán general de Galicia. Fue Santos Fernández San Miguel senador electo por la provincia de Oviedo, cargo que juró el 23 de abril de 1841. En 1854 obtuvo el ascenso a teniente general, y el 10 de diciembre de 1858 (cuando tenía 71 años) juró el cargo de senador vitalicio. Tenía las cruces de San Fernando y de San Hermenegildo.

Se casó Santos con Ramona Bustamante y Rejón y tuvieron tres hijos: Ramona Fidelia, Evaristo José y Ricardo Guillermo. El primer hijo fue también militar (llegó a ser ayudante de campo de su tío Evaristo), y el segundo fue trabajador de la hacienda pública.

En la página web del Senado hay información sobre la carrera militar de Santos Fernández San Miguel y Valledor, también en el libro "Evaristo San Miguel. La moderación de un exaltado" de Honorio Feito Rodríguez, editado en el año 1995 por la Fundación Alvargonzález. Mucha información, exhaustiva información sobre Santos Fernández San Miguel hay en un libro prologado por su hermano y editado el año 1850 con este largo título: "Estado Mayor General del Ejército Español. Historia del ilustre cuerpo de oficiales generales formada con las biografías de los que más se han distinguido e ilustrada con los retratos de cuerpo entero. Escrita y publicada bajo la dirección del oficial del arma de infantería Pedro Chamorro y Baquerizo, precedida de un prólogo del teniente general Evaristo San Miguel". Parte de ese libro se puede consultar en línea en la Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico. Nosotros lo hemos consultado en papel gracias al bibliófilo gijonés Arturo Muñiz Fernández, y ahí figura la litografía que aportamos.

Suscríbete para seguir leyendo