Opinión | Tormenta de ideas

Una ley que salvará a nuestros hijos

Lo que hay que ver

La verdad es que estamos acostumbrados a la sinrazón de las leyes que propone este nuestro gobierno. Pero hay cosas que ya me parecen inverosímiles y que me afectan directamente a mí y a todos los que luchamos por la salud mental de los niños y de los adolescentes. Pues van y no se les ocurre más que proponer que se suba la edad de registro de los menores, de 14 a 16 años. ¿Pero en serio piensas que eso pueden controlarlo? Mientras tanto se permite a los menores , tener en sus manos uno de los artefactos más letales para su salud, y que tiene que ver con las grandes compañías, esas de las que siempre nos dice proteger este gobierno progresista. Porque ¿quién le pone el cascabel al gato? Por qué siguen sin prohibirlo en los centros escolares, en los que los niños fotografían lo que no deben, se pasan la vida leyendo o mandando whastapp, y muchas más cosas que prefiero ni siquiera pensar, aunque no sean las redes sociales? ¿Qué defensa hay para que no se pueda prohibir algo que como el tabaco a los pulmones, está destruyendo los procesos emocionales y cognitivos de nuestros hijos? El negocio de los móviles es verdaderamente poderoso y deja mucho, mucho dinero con el IVA que aprovechan mientras muchos de nuestros niños se quedan la cuneta. Se quedan fuera de la realidad, de la vida. Y no hablamos sólo de los móviles, ¡qué va!, ahora inundan los colegios de pantallas, de ipad que les hace la vida más fácil a los profes , y que convierten a los niños en ciborg.

Según nos cuenta Michel Desmurguet neurocientífico estudiante de la mente infantil, ellos se pasan el equivalente a 27 años académicos delante de una pantalla. Nos dice que “las pantallas harán que los niños sean menos humanos, en el futuro”. Lo sabemos, los vemos todos los días en nuestras consultas. Y entonces viene la solución de la propuesta de ley de esta maravilla de gobierno. Literalmente "Revisiones en el pediatra para detectar adicción a la tecnología". En el ámbito sanitario, el anteproyecto habla de que en las revisiones obligatorias en la sanidad pública para los menores habrá que introducir un chequeo más, el que sea necesario para "la identificación de usos problemáticos" de las tecnologías y la "detección precoz de cambios de conductas o problemas de salud física, psíquica y emocional, derivados de un uso inadecuado, con especial atención en identificar aquellos menores que recurran de forma prioritaria al entorno digital para "entablar relaciones de pares" ¿Se puede redactar algo tan estúpido?¿Ahora van a hacer además de psicólogos?Cuando sabemos que los psicólogos de salud mental, no pueden recibir ni siquiera a un menor con ideas autolíticas antes de una porrada de días.

La salud mental y la otra, es aquí en Asturias, una verdadera catástrofe. Pero no lo olviden. Nuestra ministra de sanidad, esa que no tiene más que el nombre, dice que nada es cosa de ella, que vamos cada autonomía haga lo que le venga en gana. Y así, así nos va.

Suscríbete para seguir leyendo