La alfombra roja más solidaria llena la villa de Grado: más de cuarenta vecinos cruzan la pasarela por la ELA

“Nos ayuda a dar visibilidad a la enfermedad”, asegura la asociación del Principado, a quien van destinados los beneficios 

Ángela Rodríguez

La solidaridad y el “glamour” nunca estuvieron reñidos. Y así, con buen tiempo y mucho estilo, lo demostraron esta tarde los comerciantes de la Calle Manuel Pedregal de Grado, en un gran desfile de moda que hizo al vecindario cruzar la pasarela. 

“Es por una buena causa, y lo pasas muy bien”, aseguraron algunas de las modelos no profesionales que recorrieron la céntrica calle de Grado, entre decenas de personas que disparaban sus cámaras. 

“La primera vez que hicimos un desfile, que fue el pasado octubre, a favor de las pacientes de cáncer de mama, fue muy bien. Este es el segundo y, la verdad, que la gente está respondiendo genial. Ya se ve”, destacó Carolina Fernández, presidenta de la Asociación de comerciantes de la Calle Manuel Pedregal, colectivo organizador del evento. En el que participaron la tienda de ropa Andén 10, Opticalia Sánchez y Calzados Aurelio. 

“Ellos ponen las prendas y complementos que salen a la pasarela, y el resto de la calle colaboramos todos, con las sillas y la organización, por ejemplo”, destaca Fernández, que también presentó el acto. 

Una sesión de podología, vales para la cena de la Hermandad, una almohada, una botella de aceite de oliva o varios ejemplares de “Abuelísimos”, el libro de la periodista moscona Lorena Valdés, son algunos de los premios que los comerciantes sortearon en el descanso de la pasarela. Por la que desfilaron 43 vecinos. 

Tras los focos, estaba la mejor parte. Todos los donativos que los asistentes depositaron en las diferentes huchas, y la recaudación de las ventas de participaciones en sorteos, se destinarán a la asociación ELA Principado”. 

“Eventos como estos nos sirven para dar visibilidad a la enfermedad. Nosotros lo agradecemos y colaboramos en todo lo posible. Notamos, en verdad, que nos llaman más colectivos ahora, y creemos que es por el futbolista Unzué, que llegó a mucha gente”, destacó Elsa Herrera, terapeuta del colectivo . 

“También José Luis Capitán conciencia mucho sobre la enfermedad aquí en Asturias. La ELA es una enfermedad sin cura pero el Estado no cubre las terapias que te ayudan a vivir. Para eso es el dinero, si la terapia en vez de  40 euros por sesión te puede costar 8, pues mejor”, añadió Maria José Álvarez, presidenta de ELA Principado.