09 de mayo de 2008
09.05.2008

Hezbolá se hace con el control de Beirut

Las milicias chiíes de Hezbolá se han hecho con el control de medios de comunicación, oficinas de partidos políticos y sedes del Ejército

09.05.2008 | 14:14

Las milicias chiíes de Hezbolá se han hecho con el control de medios de comunicación, oficinas de partidos políticos y sedes del Ejército y han bloqueado las carreteras que conducen al aeropuerto de Beirut, después de tres días de enfrentamientos en la capital de Líbano entre grupos armados progubernamentales y combatientes chiíes, que han causado al menos diez muertos y 20 heridos.

Los combates, los más graves desde la guerra civil de 1975-1990, estallaron esta semana después de que el Gobierno tomara la decisión de actuar contra la red de telecomunicaciones de Hezbolá, una medida que el movimiento ha calificado de "declaración de guerra".

Los combatientes de Hezbolá han tomado el control de los medios de comunicación comerciales pertenecientes a algunos miembros del Gobierno de coalición. Tanto la televisión como la radio del primer ministro, el suní Saad al Hariri, han dejado de emitir.

Asimismo, las milicias han ocupado oficinas de las formaciones progubernamentales, sobre todo en la parte occidental de la ciudad, mayoritariamente musulmana. También se han hecho con el control de varias sedes del Ejército, una institución que intenta mantener la neutralidad en esta crisis.

Hezbolá también se ha hecho fuerte en las carreteras que conducen al aeropuerto, que están paralizadas desde ayer en su gran mayoría. Según la compañía Middle East Airlines, todos los vuelos están suspendidos al menos hasta mañana.

Entre los muertos por los incidentes figuran una mujer y su hijo de 30 años de edad, que fallecieron mientras intentaban huir de Ras al Nabae, un distrito de Beirut habitado por suníes y chiíes en el que se han registrado algunos de los peores enfrentamientos.

Mientras, la capital se ha llenado de jóvenes armados con fusiles de asalto, de automóviles destrozados y de edificios en llamas, además del constante sonido de explosiones de granadas y de disparos de ametralladoras.

Arabia Saudí ha reclamado una reunión de emergencia de ministros árabes de Asuntos Exteriores para tratar la crisis y el Consejo de Seguridad de la ONU ha pedido "calma y contención" a las partes y que regresen a la mesa de diálogo. La Casa Blanca ha instado a Hezbolá a poner fin a los combates y Francia, otro firme partidario de Hariri junto a Riad y Washington, ha reclamado una solución pac?ífica.
Europa press

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook