19 de mayo de 2008
19.05.2008

El presidente palestino anuncia su dimisión si en seis meses no logra firmar la paz con Israel

El desarme de Hezbola se convierte en el principal obstáculo para alcanzar un final dialogado a la crisis de Líbano

19.05.2008 | 02:00

Jerusalén

El presidente palestino, Mahmud Abbas, aseguró ayer al líder pacifista israelí Yossi Beilin que dimitirá dentro de seis meses si para entonces no ha alcanzado un acuerdo de paz con Israel, informó la oficina de Beilin.


«Yo no me hice cargo de la Presidencia para cumplir el papel de presidente, sino para alcanzar un objetivo. No encuentro ningún sentido a continuar en ese puesto si se ve claramente que no podemos alcanzar la paz», dijo Abbas a Beilin durante el Fórum Económico Mundial que se celebra en la localidad egipcia de Sharm El Sheij, según aparece citado en el comunicado.


Abbas y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, se comprometieron el pasado noviembre en la conferencia de Annapolis (EE UU) a cerrar un acuerdo de paz antes de que acabara 2008.


El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) indicó asimismo al histórico dirigente del frente pacifista de izquierdas Meretz-Yahad que el fracaso de las conversaciones de Annapolis supondría una «gran victoria para los grupos extremistas en la región».


En este sentido, el ex ministro palestino y dirigente de Al-Fatah Qadura Fares señaló que Abbas «está convencido de que es imposible lograr auténticos avances en el diálogo de paz este año» a causa del sesgo de Estados Unidos en favor de Israel.


Por su parte, el responsable de los servicios de inteligencia egipcios, Omar Suleiman, aseguró, también a Yossi Beilin, que sólo falta el «sí» del ministro de Defensa, Ehud Barak, para que Israel y las milicias palestinas acuerden una tregua temporal.


«Si recibo la luz verde de Ehud Barak, podría poner una hora para que el alto el fuego entrase en efecto mañana (por hoy, lunes) en mi encuentro con Hamas en El Cairo», dijo Suleiman.


Mientras, en Yemen, las armas del opositor Hezbola se están convirtiendo en el principal obstáculo para lograr un acuerdo político que ponga fin a los meses de crisis política y violenta que vive Líbano. Los partidos prooccidentales pretenden un desarme, al menos parcial, de la milicia islamista, pero esas armas son juzgadas básicas por muchos libaneses para hacer frente a Israel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine