28 de mayo de 2008
28.05.2008

Bill Clinton denuncia una campaña para intimidar a los superdelegados que perjudica a Hillary

Las quinielas apuntan a Jim Webb, ex alto cargo de la era Reagan, para ser candidato a vicepresidente con Obama

28.05.2008 | 02:00
Bill y Hillary Clinton, en un acto, el pasado lunes, en San Juan (Puerto Rico).

Washington

El ex presidente norteamericano Bill Clinton denuncia la existencia de una campaña intimidatoria contra los superdelegados del Partido Demócrata que perjudica las opciones de Hillary en su carrera hacia la Casa Blanca, informó la CNN.


«No lo puedo creer. Es desesperada la manera en que ellos tratan de empujar, presionar e intimidar a todos los superdelegados para que se posicionen», dijo Clinton en un acto electoral en Dakota del Sur celebrado anteayer. Para el ex mandatario, los demócratas tienen más posibilidades de perder las elecciones presidenciales de noviembre si Hillary no es la candidata.


El ex presidente sugirió que alguien está intentado encubrir las opciones reales que Hillary Clinton tiene de ganar en estados clave que los demócratas deberán obtener en las elecciones presidenciales, si bien el marido de la candidata no dio nombres.


Bill Clinton se mostró muy crítico con el desarrollo del proceso de primarias, en el que aseguró que su mujer no estaba teniendo el respeto que merecía como una postulante legítima a la Presidencia.


El ex presidente insistió en que si Hillary gana en Montana y Puerto Rico, logrará estar por delante en el voto popular cuando las primarias terminen. Y añadió: «Están intentando que se retire antes de que el Partido Demócrata determine qué hacer en Florida y Michigan», estados en los que las primarias fueron anuladas por haberse celebrado antes de tiempo, pero en ambas ganó la ex primera dama.


Entre tanto, el candidato republicano, John McCain, dijo que EE UU debería mantener su lucha en Irak a pesar de expresar ante un grupo de veteranos su tristeza por los errores cometidos en el conflicto, en un intento de distanciarse del presidente, George W. Bush. Mientras, sus dos contendientes demócratas, Barack Obama y Hillary Clinton, reclamaron de nuevo una salida rápida del conflicto.


Obama y McCain hicieron ayer campaña en tres estados del Oeste, mientras los medios especulan sobre quiénes serán sus «números dos». Con el senador por Illinois iría Jim Webb, ex secretario de la Marina con Ronald Reagan. Para el republicano se barajan los nombre del ex aspirante a la Casa Blanca Mitt Romney y el gobernador de Florida, Charlie Crist.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook