20 de febrero de 2012
20.02.2012
40 Años
40 Años
Tensión en torno al régimen de los ayatolás
 

Irán suspende sus exportaciones de petróleo a Francia y al Reino Unido

Londres acusa a Teherán de amenazar la paz y un diplomático alerta de que el régimen impulsará su programa atómico en una instalación subterránea

20.02.2012 | 01:00
Un buque de guerra iraní cruza el canal de Suez rumbo al mar Mediterráneo.

Irán suspendió ayer las exportaciones de crudo a Francia y el Reino Unido en respuesta a las últimas sanciones europeas, y anunció que la próxima cita para negociar su programa nuclear será en Estambul. El anuncio lo hizo el portavoz del Ministerio de Petróleo, Ali Reza Nikzad.


«La exportación para empresas británicas y francesas ha sido interrumpida. Vamos a vender a nuevos compradores», dijo Nikzad, quien recordó que días a atrás el ministro de Petróleo, Rostam Qasemi, había anunciado la posibilidad de suspender la exportación de crudo a seis países europeos, entre ellos a España, que compra a Teherán el 14 por ciento del suministro.


Fuentes de la industria petrolera revelaron que ya se ha reducido en un tercio, hasta los 650.000 barriles diarios, la compra de crudo de los europeos a Irán. En esa política están Repsol y Cepsa. El miércoles, Teherán convocó a los embajadores de España, Italia, Francia, Grecia, Holanda y Portugal para advertir de una posible suspensión del suministro de crudo.


El pasado 23 de enero, los Veintisiete decidieron reforzar las sanciones financieras y prohibir la compra de petróleo a Irán a partir del 1 de julio si no suspende su programa nuclear, que muchos países sospechan que tiene fines armamentistas, mientras Teherán lo niega y afirma que es exclusivamente civil y pacífico.


El viernes, Teherán rechazó las «repetidas e infundadas» acusaciones del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de que lleva a cabo actividades nucleares no pacíficas. Ayer el ministro británico de Exteriores, William Hague, acusó a Irán de amenazar la paz mundial por su creciente voluntad de llevar a cabo «actividades ilegales y terroristas».


Irán anunció su pretensión de reanudar «con actitud positiva» las conversaciones sobre su programa nuclear y aseguró que ha puesto todas sus instalaciones bajo supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica», a la vez que daba cuenta de la instalación de sus últimas centrifugadoras de uranio. Teherán está impulsando su programa atómico en una planta subterránea cerca de Qom, donde instalará miles de centrifugadoras, dijo un diplomático a la BBC.


El anuncio se difunde la víspera de que una misión de alto rango del OIEA llegue a Teherán, donde hoy y mañana tiene previsto reunirse con autoridades del régimen. Washington y Tel Aviv han amenazado a Irán con ataques militares para evitar que eventualmente pueda fabricar bombas atómicas. El régimen dijo que cerrará el estrecho de Ormuz por donde pasa el 20 por ciento del petróleo del mundo. Los dos buques de guerra iraníes que cruzaron Suez están fondeados frente a Siria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook