23 de febrero de 2012
23.02.2012
Muerte de dos periodistas

Siria niega estar detrás de la muerte de dos periodistas

Exteriores afirma que los periodistas se infiltraron en el país por su propio riesgo y sin informar a las autoridades

23.02.2012 | 13:59

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores negó hoy cualquier responsabilidad en la muerte ayer de dos periodistas extranjeros, ya que estos se encontraban en el país de forma ilegal, informó la agencia oficial de noticias Sana.

"Rechazamos todas las declaraciones que sostienen que Siria es responsable de la muerte de periodistas que se infiltraron en el país por su propio riesgo y sin que las autoridades sirias tuvieran conocimiento de su entrada o paradero", señaló el portavoz de Exteriores en un comunicado.

Según el Ministerio de Exteriores, los periodistas extranjeros deben respetar las leyes sirias, así como evitar entrar en territorio sirio ilegalmente para acceder a lugares "turbulentos e inseguros".

Ayer, la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik perdieron la vida en un bombardeo sobre la ciudad de Homs, en el centro de Siria, tras haber entrado en el país sin el permiso de las autoridades.

El Gobierno sirio aseguró que si los periodistas ingresan en Siria conforme a la legislación obtendrán las "facilidades del Ministerio de Información y consejos sobre la situación en el terreno antes de dirigirse a ningún lugar".

Este Ministerio ha permitido la entrada en el país de unas 200 delegaciones de medios de comunicación en los últimos dos meses, apuntó el responsable de Exteriores, que ofreció sus condolencias a las familias de los periodistas fallecidos y a los medios para los que trabajaban.

Colvin, que trabajaba para el dominical Sunday Times, y Ochlik, para la revista Paris Match, se encontraban en un edificio de Bab Amro que fue alcanzado por los bombardeos, según informaron activistas sirios a Efe, los cuales señalaron que otros informadores resultaron heridos.

Los opositores sirios calculan que más de 8.500 personas han muerto por la represión gubernamental desde el inicio de las protestas en Siria a mediados de marzo de 2011, mientras que el régimen culpa a supuestos grupos terroristas de estar detrás de la violencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook