29 de febrero de 2012
29.02.2012
40 Años
40 Años

Irlanda someterá a un referéndum el tratado de la UE sobre disciplina fiscal

Dublín ya paralizó procesos como los de Niza y Lisboa l El acuerdo sólo precisa el «sí» de 12 miembros y ya tiene 25

29.02.2012 | 01:00
Detención de un manifestante durante el desalojo del campamento.

Dublín, Javier AJA

El electorado irlandés será llamado a las urnas para ratificar el nuevo tratado de la UE sobre disciplina presupuestaria, después de emitir en el pasado sonoros «noes» y paralizar la aplicación de otros acuerdos comunitarios.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, anunció ayer ante el Parlamento que convocará un referéndum, después de que la Fiscalía General del Estado haya concluido que la adhesión de Irlanda al tratado modificaría su Constitución, por lo que el Gobierno está obligado legalmente a celebrar una consulta popular.

El «taoiseach» (primer ministro) no dio fecha para la consulta popular y se limitó a explicar que el Ministerio correspondiente comenzará en las «próximas semanas» los preparativos, como el establecimiento de una «comisión de referéndum».

Cuando no ha empezado siquiera la campaña, nadie se atreve a predecir cuál será la decisión de los irlandeses, que pueden verse tentados a protestar contra las duras medidas de austeridad con un «no» o dar el «sí» por miedo a un hipotético futuro fuera del euro. En 2008 los irlandeses rechazaron en una consulta popular el Tratado de Lisboa, aunque un año después dieron el «sí» a un texto modificado.

En 2002 aprobaron en las urnas el Tratado de Niza, pero sólo después de haberlo rechazado un año antes y obligar a introducir ciertos cambios en ese texto. Eran los años de la llamada economía del «Tigre Celta», del crédito fácil, de los espectaculares índices de crecimiento y del boom de la construcción, por lo que el «no» irlandés fue visto desde Bruselas como el gesto rebelde de un miembro ingrato con las ayudas comunitarias recibidas durante años.

Lo cierto es que los repetidos rechazos de Irlanda paralizaron en su momento el avance europeo, situación que la UE no permitirá que se repita en esta ocasión porque las reglas del juego han cambiado.

De acuerdo con los nuevos términos del acuerdo intergubernamental logrado en Bruselas el pasado diciembre, aprobado ya por 25 de los 27 países, el nuevo tratado podrá entrar en funcionamiento con la firma de doce miembros, decisión destinada a evitar parálisis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine