04 de abril de 2012
04.04.2012
 
Violencia en Siria

Cerca de 50 muertos en Siria por los bombardeos del Ejército

Los rebeldes aseguran que las fuerzas del régimen de Al Asad están lanzando ataques contra la población civil

04.04.2012 | 19:13

El rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) denunció que las fuerzas del régimen de Bachar al Asad todavía no han comenzado a retirarse y continuaron hoy sus bombardeos contra las ciudades, que han causado cerca de 50 muertos.

El coronel Qasem Saadedin, portavoz del ELS en el interior de Siria, explicó a Efe por teléfono que las tropas siguen desplegadas en los mismos lugares y atacan a la población civil, en oposición a las informaciones de que el régimen había comenzado la retirada de sus efectivos de los centros urbanos.

Damasco aseguró ayer a Rusia que había empezado a aplicar el plan del mediador internacional, Kofi Annan, que incluye la retirada de tropas y armamento pesado de las ciudades, según anunció Muscú, pero el Gobierno de EEUU subrayó que no había indicios de que se estuviera cumpliendo con este compromiso.

Saadedin señaló que los ataques se han intensificado contra la ciudades donde todavía se celebran manifestaciones de la oposición y que los bombardeos han castigado en esta jornada Alepo (norte), Damasco, Deraa (sur), Homs (centro) y Deir el Zur (este), así como las poblaciones situadas en las inmediaciones de estas urbes.

Los rebeldes no efectúan operaciones dentro de las ciudades para evitar daños a los civiles, según el portavoz del ELS, que apuntó que la última operación lanzada por su grupo fue ayer contra un convoy militar que transportaba municiones y armas en la carretera entre Homs y Alepo.

Los ataques de las fuerzas gubernamentales causaron hoy cerca de cincuenta muertos, entre ellos 21 en Homs, 15 en la periferia de Damasco y seis en Idleb (norte), de acuerdo a los datos de los opositores Comités de Coordinación Local (CCL).

En Homs, los bombardeos se centraron en la localidad de Zafaraneh, donde una mezquita y varios edificios de viviendas han quedado parcialmente destruidos.

También el barrio de Al Rabiaa fue blanco de los bombardeos con proyectiles de mortero efectuados por las tropas del régimen, que trataron de irrumpir en la zona.

Mientras, los 15 fallecidos en los alrededores de la capital se registraron a causa de una explosión que destruyó dos edificios en la localidad de Beit Sahm, de la que las autoridades acusaron a "grupos terroristas".

En cuanto a Idleb, las localidades más afectadas fueron Taftanaz, Karkush y Maaret al Numan, donde irrumpieron las tropas e incendiaron varias viviendas.

Estos coincide con las negociaciones en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el contenido de una declaración presidencial con la que se pretende apoyar el 10 de abril como la fecha límite para la aplicación del plan de paz ideado para Siria.

Esta previsto que un equipo de la ONU llegue a Siria en las próximas 24 horas para preparar el terreno ante el eventual despliegue de una misión de observadores.

Según la ONU, desde el inicio de las protestas contra Al Asad hace poco más de un año, unas 9.000 personas han perdido la vida en Siria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook