08 de abril de 2012
08.04.2012
Revueltas árabes

Siria exige el cese "terrorista" antes de retirar sus tropas

El régimen de Asad condiciona su retirada de las ciudades a que los opositores lo hagan previamente

08.04.2012 | 14:44
Un niño y un adulto, durante una manifestación opositora en Idlib.

El Gobierno sirio condicionó hoy el cumplimiento del plan del enviado especial Kofi Annan -que incluye la retirada de las tropas gubernamentales de las ciudades- a que los "grupos terroristas" cesen la violencia, informó el ministerio de Asuntos Exteriores.

En un comunicado difundido por la televisión siria, el portavoz sirio de Exteriores, Jihad Maqdisi, señaló que Annan no ha presentado "garantías escritas" sobre la aceptación del fin de la violencia por parte de "los terroristas" ni sobre el compromiso de Catar, Arabia Saudí y Turquía para que dejen de financiar a estos grupos.

El régimen sirio consideró también que las últimas declaraciones de Annan en el Consejo de Seguridad de la ONU fueron interpretadas de manera "errónea".

El pasado lunes, Annan señaló en este organismo que Siria había aceptado el próximo 10 de abril como la fecha límite para la aplicación de su plan de paz, que incluye el fin de la violencia y la retirada de las tropas gubernamentales de las ciudades y sus alrededores.

El portavoz sirio destacó que "Siria no repetirá lo que sucedió con la (anterior) misión de observadores de la Liga Árabe, cuando sacó a sus fuerzas de las ciudades y los grupos armados aprovecharon para reorganizarse, armarse y llevar a cabo todo tipo de terrorismo".

Según su versión, las Fuerzas Armadas se vieron obligadas a "responder a los llamamientos de la población, proteger a los civiles y restaurar la seguridad de las ciudades sirias".

En ese sentido, Damasco también culpó a los grupos armados del incremento de la violencia en los últimos días desde que Siria aceptase el plan de paz y les exigió que, además de detener la violencia, entreguen sus armas.

Según los grupos opositores, el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, ha intensificado la represión en varios puntos de Siria, donde en los últimos días murieron más de 150 personas pese a que allí se encuentra un equipo de observadores de la ONU para estudiar con las autoridades el futuro despliegue de una misión militar de supervisión y el seguimiento del plan de paz.

Estas operaciones se producen antes de que el próximo 10 de abril venza el plazo dado por Annan a Siria para que cumpla su compromiso de aplicar el plan de paz, que busca una salida a la crisis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine