22 de junio de 2012
22.06.2012
 

La ONU aprueba el despliegue de 300 observadores en Siria

La decisión del Consejo de Seguridad fue tomada por unanimidad l Choques armados en varias ciudades

22.04.2012 | 02:00
El embajador ruso, Vitaly Churkin, ayer, en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Nueva York, Agencias


El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad una resolución que autoriza el envío de una misión de 300 observadores militares desarmados a Siria para comprobar que se cumple el alto el fuego acordado dentro de la iniciativa de paz auspiciada por el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan.


«La aprobación de esta resolución es fundamentalmente importante para impulsar el plan de paz de Annan», aseguró tras la aprobación el embajador de Rusia, Vitaly Churkin, quien agregó que también ayuda «a estabilizar la presencia de la ONU en Siria».


«Se decide establecer por un período inicial de 90 días la misión de supervisión de la ONU en Siria, con un componente inicial de 300 observadores militares desarmados, y dirigida por uno de ellos, así como de personal civil», indica la resolución, adoptada bajo la presidencia de turno de Estados Unidos.


El principal escollo para consensuar los proyectos de resolución presentados el viernes por Rusia y Francia y el Reino Unido -el alcance de posibles acciones futuras contra Damasco si incumple sus compromisos- se salvó con una sentencia ambigua: «La intención de evaluar la aplicación de la presente resolución y examinar la posibilidad de adoptar otras medidas, según resulte necesario».


«Después de tantos meses de bloqueo, Siria debe escuchar el mensaje unánime de la comunidad internacional y entender el significado de su compromiso para que ponga fin a esta situación intolerable», dijo el embajador de Francia, Gérard Araud, que calculó en más de 11.000 los muertos causados por la represión siria.


El diplomático agregó que «la situación es inquietante por el rechazo de Damasco a cumplir sus compromisos» con el plan Annan, en vigor desde el pasado 12 de abril.


El citado plan estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos. «El Ejército sirio realiza retiradas engañosas y prosigue los bombardeos y el uso de artillería pesada» contra los centros de población civil, señaló Araud.


El diplomático subrayó que «el despliegue de una primera docena de observadores en Siria no ha cambiado el comportamiento asesino del régimen», y los enfrentamientos continúan en ciudades como Homs, Idlib, Deraa y Duma.


Entre tanto, en Siria, el régimen liberó ayer a 30 detenidos en una jornada marcada por una serie de ataques en distintas partes del país y por la llegada de los observadores de la ONU a la castigada ciudad de Homs, donde este sábado cesaron las operaciones de artillería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine