El célebre expresidente uruguayo José Mujica anunció ayer, a sus 83 años, el abandono de su escaño en el Senado de este país por motivos personales y por lo que definió como "cansancio de un largo viaje". En una carta a la presidenta de la cámara, el exmandatario solicitó formalmente su renuncia y explicó que, al ser voluntaria, no le corresponderá ningún beneficio económico. Además, se disculpó por si alguna vez pudo herir "en lo personal" a sus compañeros en el Senado. Mújica fue presidente de Uruguay entre 2010 y 2015.