16 de septiembre de 2018
16.09.2018
Elecciones en Brasil

El candidato Bolsonaro sale de cuidados intensivos

El líder en las intenciones de voto se encuentra ahora en una unidad de cuidados semiintensivos

16.09.2018 | 18:03

Apuñalado en el abdomen hace diez días, Jair Bolsonaro, candidato de extrema derecha para las elecciones presidenciales de Brasil, dejó el domingo la unidad de cuidados intensivos del Hospital Israelita Albert Einstein, en Sao Paulo, informó el centro en un comunicado.

Bolsonaro, que lidera las intenciones de voto para la primera ronda de las elecciones del 7 de octubre, se encuentra ahora "en una unidad de cuidados semiintensivos", luego de haber sido operado de urgencia en la noche del miércoles, dijo el hospital.

Además, se informó que Bolsonaro mostraba "una buena evolución clínica, sin fiebre", pero que todavía estaba siendo alimentado "exclusivamente por vía intravenosa".

El candidato fue apuñalado el 6 de septiembre en un acto de campaña en Juiz de Fora, en la localidad de Minas Gerais (sudeste), lo que le provocó una pérdida de más de dos litros, el 40% de su sangre.

El ataque le causó varias perforaciones en el intestino, por lo que había sido operado de emergencia en un hospital cercano, antes de ser trasladado a Sao Paulo al día siguiente.

El martes, Bolsonaro salió de la unidad de cuidados intensivos. Pero el miércoles regresó tras una nueva operación debido a una "obstrucción del intestino delgado" causada por adherencias al órgano.

A tres semanas de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, se desconoce cuánto tiempo puede permanecer hospitalizado. Después del atentado, se había estimado que Bolsonaro estaría diez días en el hospital, pero las últimas complicaciones han extendido su estadía.

Una foto publicada en su cuenta de Twitter mostró el sábado al candidato sentado en su cama de hospital, con los ojos cerrados, en la oscuridad, con el mensaje "Dios tiene el control".

Famoso por su discurso racista y homofóbico, Jair Bolsonaro, un excapitán del ejército que aún defiende la dictadura militar (1964-1985), cuenta con el 26% de las intenciones de voto, según una encuesta publicada el viernes por la consultora Datafolha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook