22 de marzo de 2019
22.03.2019
Brexit

Los tres escenarios a los que puede llegar el Brexit

Casi tres años después del referéndum, sigue sin estar claro si la salida de la UE se producirá o no

22.03.2019 | 15:33
May abandona la Residencia Británica en Bruselas.

A pocos días de la fecha límite del 29 de marzo para que Reino Unido abandonara la Unión Europea el plazo se ha alargado hasta el 12 de abril pero aún sigue sin estar claro si el Brexit se producirá o no y en qué circunstancias ocurrirá.

Casi tres años después del referéndum, la mayor crisis política en la historia reciente de Reino Unido deja tres opciones: salir sin acuerdo, salir con un acuerdo o detener el divorcio.

Incluso los detalles de cuándo se produciría el Brexit son vagos: podría ocurrir de forma abrupta a las 0.00 horas del 12 de abril pero algunos responsables europeos apuntan a que podría ser también después, con o sin acuerdo.

Brexit sin acuerdo

El caos en Londres es tal que el Parlamento rechaza el acuerdo de Brexit alcanzado por la primera ministra, Theresa May, por tercera vez la próxima semana y Reino Unido sale sin acuerdo poco después del 12 de abril.

Los líderes europeos el jueves acordaron dar a May un plazo de dos semanas, hasta el 12 de abril. Solo si los diputados aprueban el acuerdo de la primera ministra la salida será aplazada hasta el 22 de mayo.

"El Gobierno británico todavía tendrá una opción de un acuerdo, que no haya acuerdo, una prórroga larga o revocar el Artículo 50", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en referencia a la cláusula del Tratado de Lisboa que regula la salida de Reino Unido.

"El 12 de abril es una fecha clave en términos de que Reino Unido decida si celebra las elecciones europeas. Si no se ha decidido aún para entonces, la opción de una prórroga larga automáticamente será imposible", añadió.

La UE ha puesto ahora la pelota en el tejado de Reino Unido, que debe decidir antes del 12 de abril si participa en las elecciones europeas en el marco de un replanteamiento a largo plazo o se prepara para salir para el 22 de mayo, o posiblemente en junio, sin acuerdo.

"Todo está en manos ahora de la Cámara de los Comunes. Ese es el mensaje", subraya un alto cargo de la UE. Así que si el acuerdo de May fracasa de nuevo, el riesgo de una salida sin acuerdo aumenta a menos que el Parlamento pueda encontrar otra opción, lo que supondría usurpar el control a la primera ministra y su gobierno.

Aún no está claro cuándo votará el Parlamento, pero todo parece indicar que podría ser el martes. Para sacar adelante su plan, May debe conseguir el respaldo de al menos 75 diputados: decenas de rebeldes en las filas conservadoras, así como algunos laboristas, y el Partido Democrático Unionista (DUP), que apoya su Gobierno en minoría.

Si la 'premier' esperaba que su mensaje televisado del miércoles persuadiera a los diputados dudosos de apoyarla, parece que no ha sido así. Por el momento, parece improbable que el Acuerdo de Retirada salga adelante la próxima semana, si bien la perspectiva de un no acuerdo podría hacer que más parlamentarios apoyen a May.

Durante su encuentro de este jueves, los otros 27 líderes de la UE se mostraron menos convencidos que antes de que la primera ministra saque adelante el acuerdo, según fuentes oficiales consultadas por Reuters.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que antes de viajar a Bruselas pensaba que May tenía un 10 por ciento de probabilidades de ganar la votación. Tras escucharla, lo rebajó al 5 por ciento. Ante el asentimiento general, según una persona presente, Tusk dijo que Macron estaba siendo "muy optimista".

May asegura que no aplazará el Brexit más allá del 30 de junio, aunque la UE ha dicho que Reino Unido debe estar fuera del bloque al que entró en 1973 antes de las elecciones europeas que se celebran entre el 23 y el 26 de mayo.

Si fracasa en su tercer intento de sacar adelante su acuerdo, su autoridad quedaría dañada, si bien el mecanismo para apartarla del cargo no está tampoco claro. La primera ministra podría convocar elecciones, lo cual requeriría también una prórroga para evitar una salida sin acuerdo.

Brexit con acuerdo

May consigue que su acuerdo sea aprobado a la tercera y Reino Unido deja la UE de forma ordenada el 22 de mayo. O May pierde y el Parlamento se hace con el control en el último minuto y plantea algo diferente.

El acuerdo negociado por May con la UE fue derrotado por 149 votos el 12 de marzo y por 230 votos el 15 de enero. Si el texto fracasa, o si se impide una nueva votación sobre el mismo acuerdo, el Parlamento podría asumir el control del Brexit antes del 12 de abril, buscando una relación más estrecha con la UE permaneciendo en la unión aduanera.

"En este punto, o bien nos iríamos sin acuerdo, o presentaríamos un plan alternativo", señaló May tras la cumbre europea. Los diputados debatirán el lunes una moción del Gobierno que estipula que el Parlamento ha considerado una declaración hecha por la 'premier' el 15 de marzo que fija los siguientes pasos del Ejecutivo sobre el Brexit, incluido el plan para buscar una prórroga.

Es probable que los parlamentarios propongan cambios o enmiendas a esta moción, fijando vías alternativas para seguir adelante con el Brexit. Entre ellas se espera que figure una propuesta para aprobar el acuerdo de May solo si es sometido a un referéndum.

Aunque las enmiendas no son legalmente vinculantes, sino que ejercen presión política para que May cambie de curso, los parlamentarios podrían usar un intento de cambiar las normas del Parlamento para asumir el control del proceso del Brexit quitándoselo al Gobierno.

Incluso podrían usar una enmienda para buscar una votación para revocar la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa con el fin de cancelar el Brexit. Algunos diputados han propuesto una serie de votos indicativos para planear una vía para seguir. Si el acuerdo de May es derrotado el martes, esto podría producirse el miércoles.

Al Parlamento se le debería dar la oportunidad de buscar una vía alternativa y los diputados apoyarían una relación post Brexit al estilo de la de Noruega, ha apuntado el diputado conservador Oliver Letwin.

Detener el Brexit

El acuerdo de May fracasa y el Parlamento decide revocar el Artículo 50 avisando del divorcio o reclamar otro referéndum. O May cae y se convocan elecciones generales.

Los líderes europeos han planteado repetidamente la posibilidad de que Reino Unido revoque el Artículo 50, algo que la 'premier' también ha rechazado de forma reiterada. Otra opción es convocar un referéndum.

En el celebrado el 23 de junio de 2016, 17,4 millones de votantes (51,9 por ciento) respaldaron salir de la UE mientras que 16,1 millones (48,1 por ciento) apoyaron quedarse.

Aunque muchos sondeos antes de la votación predijeron equivocadamente que el Brexit sería rechazado, las encuestas sugieren ahora que no hay un gran deseo de una segunda votación y apuntan a que muchos votantes, hartos de la disputa política, estarían felices de salir de la UE sin acuerdo.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien votó en contra de la entrada en la UE en 1975 y dio un apoyo reticente a la campaña por la permanencia en 2016, ha ofrecido un respaldo ambiguo a otro referéndum, argumentando que impulsaría uno que fuera acompañado por elecciones generales.

Preguntado sobre si votaría a favor de la permanencia en un futuro referéndum, Corbyn dijo el domingo: "Depende de qué elección tengamos ante nosotros".

En el Gobierno, existe el temor a que un segundo referéndum exacerbaría las profundas divisiones que expuso la votación de 2016, alienaría a millones de votantes a favor del Brexit y impulsaría el apoyo a la extrema derecha.

En la actualidad, muchos partidarios del Brexit, e incluso algunos parlamentarios, denuncian que la elite ha saboteado el divorcio de la UE y está intentando subvertir la voluntad del pueblo.

Dista mucho de estar claro cómo Reino Unido votaría, y si votara para quedarse, los partidarios del Brexit podrían solicitar un tercer y definitivo referéndum.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook