30 de julio de 2020
30.07.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

El coronavirus asesta al PIB de EEUU el mayor golpe de su historia

El producto interior bruto estadounidense se hunde un 32,9% a consecuencia del impacto de la pandemia

30.07.2020 | 22:50
Un trabajador retira las palabras "Trump Place" de un edificio en Nueva York.

El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos registró una contracción anualizada en el segundo trimestre del año del 32,9% como consecuencia del impacto de la pandemia del Covid-19, frente a la caída del 5% observada en el trimestre anterior, según la primera estimación del dato presentada este jueves por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés).

El organismo, sin embargo, ha alertado de que los efectos económicos completos de la pandemia no se pueden cuantificar, ya que los datos en los que se basa todavía están incompletos y tardarán en actualizarse. Además, gran parte de las medidas de confinamiento decretadas en marzo y abril comenzaron a levantarse en mayo y junio, lo que provocó cierta aceleración en la actividad económica.

No hay precedentes en la historia reciente de Estados Unidos que igualen a una contracción tan severa como la registrada en el segundo trimestre. Desde que comenzó la serie histórica, en 1948, la mayor caída se observó en el primer trimestre de 1958, cuando el descenso fue del 10%.

Durante la última recesión, el mayor descenso se registró en el cuarto trimestre de 2008, cuando el PIB registró una caída anualizada del 8,4%.

Prácticamente todos los componentes del PIB registraron datos negativos en el segundo trimestre. El gasto de los hogares se contrajo un 34,6% entre abril y junio en datos anualizados, frente al descenso del 6,9% del primer trimestre. Esto supone la peor lectura del dato desde que hay registros. El gasto en bienes descendió un 11,3%, mientras que el gasto en servicios se desplomó un 43,5%.

De su lado, la inversión de las empresas descendió un 27%, frente a la caída del 6,7% del primer trimestre. Esto supone la peor lectura del dato desde el tercer trimestre de 1952. En concreto, la inversión en estructuras cayó un 34,9%, mientras que la inversión en equipos descendió un 37,7% y la realizada en propiedad intelectual se redujo un 7,2%.

Asimismo, la Oficina ha desglosado que los ingresos personales disponibles de los estadounidenses se elevaron un 42,1% en el trimestre, lo que supone el mejor dato de la serie histórica. Asimismo, la tasa de ahorro se triplicó, hasta el 25,7%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook