Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

La UE limita a 24 horas la validez de los test de antígenos para viajes

Los ministros de Asuntos Europeos actualizarán este martes las recomendaciones de viaje para adaptar la situación a la nueva variante

Una sanitaria le realiza la prueba PCR a una mujer en su coche.

Los Veintisiete vuelven este martes a actualizar las recomendaciones de viaje dentro de la Unión Europea para adaptar la situación a la nueva realidad creada por la rápida propagación de la variante ómicron. El mapa de colores que publica cada semana el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC), que actualmente certifica la existencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en la práctica totalidad de las regiones europeas, dejará de ser el elemento de referencia a la hora de introducir restricciones, al potenciar un enfoque más personal e individual, mientras que la validez de los test de antígenos para viajes se reducirá de 48 a 24 horas.

Son algunos de los elementos que la Comisión Europea puso sobre la mesa el pasado 25 de noviembre en la revisión de las reglas, antes de que la variante ómicron hiciera acto de presencia en el continente europeo y se convirtiera en la dominante en la UE. La rápida propagación de esta variante, más contagiosa que la delta, hizo que varias delegaciones pidieran el aplazamiento de las nuevas recomendaciones de viaje hasta ver la evolución. Finalmente los 27 embajadores europeos dieron su aval el pasado viernes con lo que el documento de recomendaciones será aprobado sin debate este martes por los ministros de asuntos europeos.

Según el mismo, el mapa de colores del ECDC, actualmente utilizado para introducir o levantar restricciones según la situación epidemiológica de una región concreta, pasará a ser una “herramienta de información”. Es decir, los Veintisiete seguirán utilizándolo como elemento de información para desalentar los viajes hacia o desde las regiones con una mayor propagación del virus, pero será el estatus particular del viajero el que determinará las posibles medidas o requisitos de viaje.

Sin certificado, test o cuarentena

Por ejemplo, a las personas que no estén en posesión de un certificado de vacunación o de recuperación y que lleguen de zonas de alta circulación del virus se les podrá exigir un test PCR o una prueba de antígenos antes del viaje así como una cuarentena/autoaislamiento posterior de 10 días que solo podrá terminar antes de tiempo si la persona se somete, como muy pronto el quinto día después de su llegada, a una prueba de detección con resultado negativo.

“A las personas que no estén en posesión de un certificado covid digital de la UE se les podrá exigir que se sometan a una PCR o test de antígenos actualizada antes de la llegada o a más tardar 24 horas después de la misma”, señala la recomendación consultada por EL PERIÓDICO, diario que pertenece a este mismo grupo, Prensa Ibérica, que cita algunas excepciones como es el caso de transportistas, pacientes que viajen por razones médicas imperativas, marinos, trabajadores transfronterizos o menores de 12 años.

En el caso de las personas vacunadas, que hayan superado la enfermedad o que tengan un test negativo, podrán desplazarse con su certificado sin requisitos de cuarentena o aislamiento adicionales. El único cambio introducido en este ámbito será el período de validez del test de antígenos que será limitado a 24 horas frente a las 48 horas actuales (aunque países como Italia ya imponen una validez de 24 horas). En el caso de los test PCR el plazo de validez será, como hasta ahora, de un máximo de 72 horas. 

Vacunación con fecha de caducidad

Mientras tanto, el certificado de recuperación seguirá teniendo una validez de 180 días desde la primera confirmación de la enfermedad mientras que el certificado de vacunación requerirá la pauta completa y tendrá una fecha de caducidad de 9 meses, una medida que Bruselas propuso para forzar a los ciudadanos a recibir la dosis de refuerzo y contener la propagación del virus. A partir de esa fecha, para poder seguir utilizándolo habrá que disponer de la tercera dosis o inyección de refuerzo

En caso de que un Estado miembro decida imponer a los viajeros europeos que quieran entrar en su territorio con certificado requisitos adicionales -como cuarentena o test- ante la aparición de una nueva variante que sea motivo de preocupación o interés, “deberá informar de ello a la Comisión y a los demás Estados miembros”, a ser posible “48 horas antes de la introducción de esas nuevas restricciones”. Esta medida también debería aplicarse si un país decide imponer nuevos requisitos ante el agravamiento rápido de la situación epidemiológica en una región o Estado miembro concreto. Si un país de la UE decide activar el freno de emergencia y exigir a los transportistas un test de covid, deberá optarse por un test de antígenos sin requisitos de cuarentenas para evitar una disrupción de la cadena de transporte.

Compartir el artículo

stats