Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Huida de la movilización

¿Qué países están recibiendo mayor flujo de desertores rusos?

Desde el pasado 21 de septiembre, miles de hombres rusos han intentado abandonar su país por tierra y aire a los países fronterizos como Georgia, Mongolia y Finlandia, creando grandes atascos

Guardias fronterizos de Finlandia inspeccionan vehículos procedentes de Rusia en el paso de Virolahti, este miércoles. REUTERS

Es difícil salir de Rusia en estos momentos, especialmente para los hombres en edad de poder servir en el Ejército. Hay colas kilométricas en los puestos fronterizos de Georgia, los precios de los billetes de avión para salir desde el país euroasiático están por las nubes y hay un clima de desasosiego generalizado.

El sur del Cáucaso es uno de los puntos más calientes en este éxodo que empezó el pasado 21 de septiembre, tras el anuncio de movilización parcial del presidente ruso, Vladímir Putin. Según el Ministerio del Interior de Georgia, en los últimos días han llegado 53.000 ciudadanos rusos. Estos se suman a los que ya han llegado desde el inicio de la ofensiva rusa en Ucrania, 40.000, según datos de Reuters, siendo el país transcaucásico uno de los mayores receptores de migrantes rusos, debido a su proximidad geográfica, la facilidad para entrar y la proximidad cultural - muchos georgianos hablan ruso-.

Esta situación ha producido tensiones entre los locales y los recién llegados por el aumento de los precios generalizado, especialmente en el alquiler de pisos. En el otro lado de la frontera, hay largas colas de miles de vehículos que llegan a suponer más de 24 horas de espera y las autoridades regionales ya han advertido de que cualquiera que sea elegible en la fila recibirá la carta de reclutamiento.

Sin necesidad de visado

También en el Cáucaso, Armenia y Azerbaiyán han recibido a muchos rusos, especialmente aquellos que tienen raíces armenias y azeríes. Poder entrar sin visado y la conexión entre países son los principales motivos por los que estas destinaciones estaban muy buscadas. Mientras que Bakú no ha ofrecido datos oficiales, Yereván afirma que han llegado a su territorio 40.000 personas de nacionalidad rusa desde el pasado 21 de septiembre. Previamente habían llegado 142.000, el equivalente al 5% de la población nacional.

A la Unión Europea (UE) también han entrado 66.000 ciudadanos rusos, un 30% más que la semana anterior, según datos de Frontex, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, la mayor parte de ellos a través de Finlandia - 42.000-. En los últimos días, los países bálticos - Estonia, Letonia y Lituania- ya han advertido de que no dejarán pasar a aquellos rusos que huyan de la movilización. Lo expresó por ejemplo el ministro de Asuntos Exteriores lituano, Gabrielius Landsbergis, que aseguró que "los rusos deberían quedarse y luchar contra Putin". Fuera la UE, Serbia recibió a 1.000 migrantes.

Más lejos de Moscú

No obstante, por ahora, la zona que ha recibido más ciudadanos rusos ha sido Asia Central. Solo Kazajistán, el país más grande de esta zona, ha registrado 98.000 entradas. Por una parte, los recién llegados se han sorprendido de que ciudadanos de a pie kazajos les ofrezcan comida y agua, además de incluso dejar que durmieran en cines por la falta de alojamiento libre. En otro país de la zona, Kirguistán, también se ha hecho público que 3.500 rusos han llegado en la última semana. Hay noticias, asimismo, de que una parte de los desertores han ido a Uzbekistán Tayikistán, pero no hay datos oficiales. Lo que sí se ha probado es que las reservas de hotel en Tashkent y Dushanbé - las respectivas capitales de estos países - han subido sus precios y estos días es muy difícil hallar habitaciones libres.

Otro de los destinos preferidos es Turquía, que desde finales de febrero se convirtió en una localización muy cotizada, ya fuera para emigrar, como punto intermedio para ir a otro país - Estambul tiene uno de los pocos aeropuertos intercontinentales que aún funciona para los rusos - y también como destino turístico. Estimaciones de medios extranjeros calculan que desde el 21 de septiembre han llegado 30.000 nacionales rusos al país. También en Asia, Mongolia ha recibido a 3.000 rusos, según datos de los medios locales. Principalmente llegan de la región de Buriatia, fronteriza con el país y con una minoría étnica destacada de origen mongol.

Compartir el artículo

stats