Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caribe

Cuba: tras el huracán 'Ian', la tormenta social

Los destrozos provocados por la tormenta han generado las condiciones para la reactivación de la protesta | El trasfondo es una seria crisis económica marcada por la inflación y la escasez alimentaria

Protestas en Cuba.

El huracán 'Ian' dejó en Cuba una estela de destrozos y también una evidencia expresada en las imágenes inéditas de barricadas y neumáticos incendiados en las calles. Después de quedar por completo a oscuras, la isla ha restablecido el suministro eléctrico, especialmente en casi toda La Habana. Ha quedado sin embargo en el aire la sensación de que nada será igual en adelante. Las protestas contra el corte de suministro eléctrico y la escasez le dieron otra hondura al malestar político que ya se había manifestado silenciosamente, pero con la fuerza de un grito durante la consulta popular que aprobó el nuevo Código de Familia. La alta abstención y el llamativo voto en contra de un proyecto de fuerte corte progresista suponen un punto y aparte respecto de los días de unanimidades.

"Reitero, no vamos a rendir la revolución y por eso mismo no vamos a desamparar a nadie, esa es la divisa que nos hace revolucionarios. Hay que entender los procesos sociales y atenderlos integralmente", dijo el lunes la primera dama, Lis Cuesta, cuando el Gobierno consideró superada la situación después de un fin de semana que trajo a la memoria el estallido social del 11J de 2021.

Cambio de paradigma

Las protestas de tres días que se iniciaron el 29 de setiembre habrían sido impensables en la era analógica. En Cuba funcionan actualmente más de siete millones de teléfonos móviles en los que todo se retroalimenta: las fake news y las críticas fundadas, la indignación y el desencanto. El mega apagón convirtió a muchos ciudadanos en documentalistas de la furia. Los teléfonos filmaron escenas de violencia estatal que antes no pasaban del rumor o el susurro. "Documentar las protestas y la represión que suele acompañarlas es una práctica valiosa y cada vez más habitual para los cubanos. Sin embargo, en más de una ocasión, los vídeos y fotografías también han sido empleados para identificar a los manifestantes y levantar cargos en su contra", advierte el portal 'El toque'.

La tecnología no es neutral nunca, y menos en medio de la crisis de la mayor de las Antillas. "No hemos podido encontrar la identidad de la mujer negra brutalmente golpeada por hombres vestidos de civil pero que obviamente tienen entrenamiento profesional en técnicas de combate", denunció en las redes sociales el colectivo feminista 'Yo sí te creo en Cuba'. "El grupo Justicia 11J contabilizó que tuvieron lugar al menos 20 arrestos que coronaron el setiembre más conflictivo de las últimas décadas. El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) asegura que durante ese mes tuvieron lugar 364 protestas que incluyeron cacerolazos, bloqueos de caminos y marchas en La Habana y distintas ciudades del interior.

La posición del Gobierno

"Manifestaciones de ese tipo no tienen legitimidad", dijo el presidente Miguel Díaz Canel. "La preocupación y el planteamiento honesto, decente, en medio de una situación difícil, lo aceptamos y lo atendemos", pero, subrayó, "estos que actúan de esa manera, que reclaman todos los derechos que da la Revolución, pero que aportan poco, esa actitud, hay que discutirla y enfrentarla con argumentos". Díaz Canel recordó a la sociedad que Cuba paga el precio de construir "una sociedad socialista con mucho trabajo" y con "un bloqueo que no nos deja avanzar".

Para el portal 'La Joven Cuba' los enormes trastornos provocados por el huracán potenciaron "el creciente rechazo popular a la gestión del Gobierno" y La Habana "se llenó de rostros hastiados de tanta pesadumbre, mal vivir, miseria". Y añadió: "Desestimar acciones como las sucedidas en la Avenida 51, bajo la retórica de que son orquestadas por el enemigo, por delincuentes, por marginales, no hace más que ridiculizar la postura gubernamental ante reclamos de la ciudadanía, toda vez que desnuda la intolerancia de la élite de poder". El malestar y la perplejidad por lo ocurrido convocó a voces que históricamente se han alineado con el castrismo, como la de Silvio Rodríguez. "A la defensiva ningún Gobierno puede ser revolucionario, y llevamos demasiados años a la defensiva".

Conflicto latente

La crisis puede tener otro coletazo debido no solo a la falta de energía y la escasez alimentaria. La inflación está por perforar la barrera del 200%. Cuando, a comienzos de 2021, se puso en marcha la unificación monetaria un dólar equivalía a 24 pesos. "El resultado medible del ordenamiento indica que ha funcionado como un paquete de ajuste económico que ha concentrado el costo del ajuste en los trabajadores", señaló el economista Pedro Monreal.

Más allá de las sanciones de Washington, Cuba paga el precio de sus decisiones estratégicas. "Al finalizar septiembre del 2021 solo el 0,5% de los fondos públicos había sido destinado al sector educacional y el 1,0%, a salud y asistencia social. Estos números contrastan estrepitosamente con el 42,3% destinado a inmobiliaria y construcción hotelera. Tales cifras son testigos de la vulnerabilidad de una parte importante de la población cubana, la cual -excepto una minoría privilegiada- presenta altos índices de pobreza", sostiene 'La Joven Cuba'.

Compartir el artículo

stats