Más de 1.200 estudiantes universitarios presentaron su candidatura a las 200 ayudas universitarias que anualmente concede la Fundación Caja Rural de Asturias por importe de 1.000 euros cada una. Este 2021, consciente de la dificultad que ha supuesto para muchas familias la pandemia, el Patronato de la Fundación ha decidido mantener el alcance de las ayudas, que el año pasado fueron duplicadas, con el objetivo de minorizar el impacto económico de las matrículas en las economías domésticas.

Jornada virtual

La entidad celebró esta semana un evento virtual al que se sumaron cerca de 250 estudiantes con el objetivo de explicar los próximos pasos y fechas relevantes en el proceso de asignación de las ayudas que finaliza en el mes de diciembre tras la comprobación de todos los expedientes de los preseleccionados. En total serán entregadas 200 becas con una dotación de 1.000 euros cada una dirigidas a socios/as o hijos/as de socios/as de Caja Rural de Asturias.

La jornada contó con la presencia del presidente de la Fundación Caja Rural de Asturias, Fernando Martínez; Tamara Campa, responsable de RRHH de la Fundación; Nuria Meana, coordinadora de jóvenes de Caja Rural de Asturias; Javier Nievas, coordinador de las ayudas universitarias; y Nerea González y Guillermo Silva en la producción. La mayoría de las preguntas estuvieron relacionadas con el proceso de selección de los participantes, la incorporación de profesionales en Caja Rural de Asturias y los productos, servicios y condiciones especiales que la entidad pone a disposición de este colectivo.

Excelencia académica

El fin último de estas ayudas es fomentar la formación de nuestros universitarios y la excelencia académica, ayudando en lo posible, a cumplir sus objetivos y cubrir las necesidades económicas derivadas de los estudios. Este programa es resultado del compromiso de la Fundación con los jóvenes estudiantes asturianos que cursan sus grados tanto en universidades públicas como privadas dentro y fuera del territorio